Tzatziki, salsiki o salsa de yogur y pepino

Tzatziki, salsiki o salsa de yogur y pepinoHoy toca una receta fresquita, tzatziki (salsiki) o lo que es lo mismo, salsa de yogur y pepino. Más que una salsa, es un aperitivo muy fácil de preparar, típico en la gastronomía griega. La elaboración es tan sencilla que no necesita ni cocción ni batidora.

A su vez, es un plato vegetariano, ligero y muy saludable, lleno de vitaminas, antioxidantes, calcio y fermentos lácteos. Además, lo podemos guardar en la nevera varios días después de su preparación. Con todas estas ventajas, ¡no hay excusas para no disfrutarlo!.

Ingredientes:

(Para 2 personas).

  • 2 yogures griegos naturales.
  • 3 pepinos.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 cucharadita de eneldo.
  • 2 cucharadas de hierba buena o menta fresca picada.
  • Unas gotas de zumo de limón.
  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • Pimienta blanca y sal.

Preparación del tzatziki o salsa de yogur y pepino:

Comenzamos lavando los pepinos en agua y luego los pelamos. Los rallamos con un rallador fino y los colocamos en un escurridor o colador para que suelten todo el líquido posible.

Con el ajo, podemos picarlo muy fino con la ayuda de un cuchillo, aunque lo ideal es que nos quede como una pasta. Para ello, lo colocamos pelado en un mortero con una pizca de sal y lo machamos.

En un cuenco amplio mezclamos el ajo machacado o picado fino, los yogures, la hierbabuena o menta y una cucharada de aceite de oliva. Podemos usar yogures naturales normales también, quitándoles bien el suero que lleven, aunque la textura nos quedará menos cremosa y consistente.

Presionamos la pulpa rallada del pepino contra en colador, para exprimir el liquido que pueda quedar. Incorporamos el pepino a la mezcla junto a unas gotas de limón, sal y pimienta al gusto.

Se puede servir directamente, recién hecho, aunque es recomendable dejarlo unas horas previas en la nevera, así quedará más denso y frío.

Normalmente se sirve como un aperitivo, acompañado de otros ingredientes para mojar, como palitos de zanahoria cruda o de pepino, o algún tipo de pan plano árabe. Además, podemos servirlo como una salsa para acompañar carnes al horno mayormente, como el cordero.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *