¿Tu hijo pasa demasiado tiempo ante una pantalla?

Muchos padres se sienten culpables porque sus hijos pasan demasiado tiempo ante las pantallas. Puede ser que a los niños les guste, son estimulantes y los juegos gratis que hay para descargar suelen ser bastante divertidos. Los niños que son más mayores además, también pueden disfrutar de las redes sociales o de la mensajería con sus amigos si sus padres le han dado permiso para acceder a estos recursos de comunicación social.

Cuando tú eras pequeño/a es probable que tus padres no tuvieran la oportunidad de usar estos recursos tecnológicos, más que nada, porque no existían. Aunque es cierto que te sepas de memoria todas las canciones de los dibujos animados que te pasabas horas mirando mientras tus padres hacían recados o cosas en casa, ¿verdad?

Es una ‘fuente del mal’…

En otras circunstancias, los padres pueden aprovechar este recurso fácil y a mano para tener entretenidos a los hijos, a modo ‘canguro’. Realmente esto no es una buena opción para los niños, puesto que está más que comprobado que el hecho de que los niños pasen demasiado tiempo ante las pantallas (más de dos horas al día), puede tener efectos negativos en la vida y salud de los niños en su adultez (diabetes, obesidad, vida sedentaria, depresión, problemas sociales, falta de habilidades, problemas de agresividad, falta de control de impulsos, etc).

Algunos expertos dejan claro que los dispositivos electrónicos son la fuente de todo mal porque contribuyen a que los niños se vuelvan gordos, a tener TDAH (Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad) y otros muchos problemas. Si bien todo esto es cierto, también lo es que es un mal que en ocasiones muchos padres recurren porque lo consideran necesario.

Se trata de encontrar el equilibrio

Como todo en esta vida, la clave está en el equilibrio y la moderación. Si tu hijo está viendo televisión todos los días durante muchas horas seguidas, entonces es hora de recortar el tiempo y potenciar otras actividades. Si juega en su tablet durante una hora cada noche y ve una película los fines de semana, esto es un equilibrio aceptable.

Es necesario que te asegures que aunque tu hijo disfrute del tiempo de pantalla, tenga otras muchas actividades que realiza y que le gustan. Correr, jugar, hacer puzzles, ayudarte en las tareas domésticas, jugar con los amigos, pasar tiempo de calidad contigo y con la familia… todo esto tiene grandes beneficios para la salud mental y física de los niños y se deben tener en cuenta.

También, puedes hacer que el tiempo de pantalla sea una actividad que valga la pena y que te acurruques al lado de tu hijo para programar una película, jugar a un videojuego juntos o hacer otras actividades requeridas en la educación (aplicaciones educativas, por ejemplo). Haz preguntas sobre lo que está haciendo tu hijo mientras pasa tiempo en la pantalla, puedes pedirle que interactúe con ello, como pedirle que cuente objetos o que te diga los colores que aparecen. Puedes hacer que el tiempo en pantalla sea interactivo, práctico y educativo.


Categorías

Consejos mamás, Madres

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.