Tu hijo no es intermediario entre tu ex y tú después del divorcio

Un divorcio es complicado tanto para los padres como para los hijos. Los padres sufren a nivel emocional porque tienen que pasar un período de duelo puesto que el amor que conocen se esfuma y su vida familiar desaparece. Para los niños la cosa no mejora mucho, de hecho, los padres pueden sentir alivio puesto que es una decisión tomada por ellos, y cuando acaba el proceso rehacen sus vidas. Los niños en cambio, tienen que aprender a vivir con sus padres separados, para siempre.

La buena relación es importante

En ocasiones, los padres llevan bien el divorcio y saben que es necesario que acaben teniendo una buena relación por el bien de sus hijos. Pero esto no siempre es tan fácil ya que pueden haber sentimientos de dolor y pérdida difícil de compaginar con una buena relación. Es necesario que las parejas que lo dejan, teniendo hijos en común, sepan que no serán pareja nunca más, pero que siempre serán los padres de sus hijos. Solo por eso, deben intentar hacer las cosas lo mejor posible.

También es importante que los padres sepan separar a los hijos de todo el proceso emocional. Los niños se sienten culpables de lo que sucede y ellos no tienen culpa de nada. Es importante que los padres nunca hagan que sus hijos sean intermediarios entre ellos.

Ellos no son intermediarios

Esto puede suceder sutilmente y acumularse con el tiempo. No quieres hablar con tu ex. Él vuelve a hacer frente a viejos problemas cuando hablas con él. Ella es fría y distante cada vez que la llamas. Prefiere evitar el contacto a toda costa. Por lo tanto, le dices a tu hijo que el otro padre debe saber que necesita comprarles la ropa de la escuela o que deben recogerlos el día del otro padre… Sin darte cuenta estás poniendo a tu hijo como intermediario entre tu ex y tú.

Los niños sentirán la presión de ser el mensajero. Se les puede dar un mensaje desagradable para entregar al otro padre. Esto causa estrés para el niño. En tales casos, la tecnología es tu amiga. Cuando desees evitar conflictos, envía mensajes de texto o correo electrónico. ¡Tu correo electrónico no tiene una reacción emocional al decirle a tu ex que es su turno de pagar por los materiales escolares! Y evitarás hacer daño a tus hijos.

La crianza de los hijos es difícil: ¡añade el divorcio y puede ser un gran desafío! Solo recuerda que tú eres quien tiene el control de tu comportamiento y de cómo decides ser padre durante el divorcio. No podrás controlar nunca a la otra persona, su comportamiento le pertenece a él/ella. Aunque esto puede ser una noción aterradora, es la realidad.

Recuerda que tus hijos solo quieren vivir tranquilos y felices al lado de sus padres, aunque sea en casas separadas. Tus hijos merecen armonía y felicidad y por eso, intenta llevar una relación lo más cordial posible con tu ex.


Categorías

Consejos mamás, Madres

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.