Trucos y consejos para combatir la alergia primaveral

Nos encontramos en plena primavera y mucha gente sufre de molestas alergias. No todas las personas están dispuestas a medicarse y prefieren combatir los síntomas con métodos naturales que son igual de eficaces que los medicamentos químicos.

La alergia es una reacción anormal del sistema inmunológico que se produce por culpa de los agentes “alérgenos”. Los cuerpos alérgenos son todas aquellas sustancias inofensivas para el ser humano. Es decir, sustancias que no son perjudiciales para su salud, pero que el cuerpo las interpreta como amenaza hacia el organismo y por esta razón, intenta expulsarlas y combatir contra ellas.

Las alergias son el pan de cada día de muchas personas y dependiendo de la época se acrecientan más o menos los síntomas. En los Estados Unidos existen entre 40 y 50 millones de personas que sufren de alguna enfermedad alérgica y en proporción, en nuestro país tenemos alrededor de 10 millones de personas alérgicas. En los últimos años, los datos han confirmado que se ha aumentado un 2% la población alérgica. Es importante saber que en cada hogar existen como mínimo 6 sustancias alérgicas que provocan picores, escozores y síntomas muy molestos.

Síntomas más comunes

Cuando los alérgenos entran en contacto con el cuerpo, el organismo los identifica como unas sustancias invasoras y el cuerpo reacciona liberando anticuerpos del tipo IgE, es decir, la Inmunoglobulina E. Estos anticuerpos protegen al organismo de los invasores y crean una barrera contra las infecciones y enfermedades generando flujos nasales, estornudos, ojos llorosos o sarpullidos.

Es el caso de las personas alérgicas, el sistema inmunológico libera este anticuerpo ante una serie de alérgenos porque considera que pueden ser peligrosos aunque en realidad no lo son.

Medicina natural y alternativa

Existen muchos remedios naturales que sustituyen las posibles pastillas que se toman durante esta época del año. Tomar infusiones, alimentos crudos o realizar aspiraciones nasales alivian rápidamente los posibles síntomas y dejan descansar durante unas horas a la persona que las sufre.

 Cómo combatir al polen, a los ácaros y mohos

  • Instalar un humificador: esto ayudará a combatir la entrada del polen y el moho en la casa.
  • No fumar: el humo del tabaco puede empeorar mucho las respuestas a las alergias respiratorias. Acrecienta las mucosas, la tos y los estornudos.
  • Se deben de evitar los olores irritantes, como son los gases, la pintura, el humo y los perfumes.
  • Los estudios demuestran que dar el pecho al menos durante seis meses, siempre que sea posible, es una buena barrera para que nuestro hijo no coja ninguna alergia respiratoria en el futuro.
  • Para evitar el polvo y el polen es obligado que a la hora de limpiar la casa se haga con ayuda de un trapo húmedo para coger la máxima cantidad de suciedad.
  • A quien padezca de una severa alergia a los ácaros puede recoger y guardar toda serie de alfombras y moquetas. Se recomienda el uso de deshumificadores, porque su uso ayuda a que los microorganismos desaparezcan cuando la humedad desciende del 50%. Por otro lado, los ácaros no soportan las altas temperaturas por lo que se recomienda siempre lavar la ropa como mínimo a 60º para que desaparezcan.
  • Controlar el estrés es muy importante dentro de la comunidad de alérgicos, ya que el estrés acrecienta los síntomas respiratorios y cutáneos.

Infusiones para alergias respiratorias:

  • Menta: Tomar una infusión de menta o directamente inhalar su aceite esencial sería muy útil para aliviar los síntomas de las alergias al polen o al polvo. La menta tiene una sustancia que bloquearía la producción de histamina y se reducirían notablemente los estornudos y el flujo nasal.
  • Té verde: el té verde elimina la producción de IgE e histamina, lo que mejoraría el estado de la persona ya que el organismo no se sentiría atacado y rebajaría la cantidad de segregaciones y estornudos.
  • Ortiga: La ortiga es una planta que puede producir reacciones alérgicas en la piel, pero tomar una infusión de ortiga bloquearía el efecto de la histamina y así se aliviarían todos los síntomas de la alergia al polen.

Nariz taponada:

Son numerosas alergias las que provocan un taponamiento casi total o total de las fosas nasales, para poder liberar la descongestión es bueno seguir algunas de estas recomendaciones:

  • Ajo:  el ajo es uno de los alimentos estrella dentro de la medicina natural. El ajo lucha contra las alergias y se recomienda comer al menos una vez al día un diente de ajo para poder beneficiarse de todas sus propiedades. Masticar un diente de ajo, por ejemplo, hace que rápidamente se te abran las fosas nasales.
  • Un remedio natural muy curioso y con buenos resultados es frotarse las orejas hasta que se sientan calientes, esto ayudará a destapar la nariz.
  • Masticar un trozo de panal de miel durante diez minutos ayuda a descongestionar la sinus de los más alérgicos.

Irritación nasal:

Muchas alergias primaverales se caracterizan por los estornudos, los ojos vidriosos y las segregaciones mucosas. Esto a la larga provoca molestas irritaciones, a continuación, os dejamos los pasos a seguir para conseguir una solución salina natural para limpiar y aliviar los síntomas.

Realizar aspiraciones de una solución salina por la nariz ayuda a suavizar la mucosa y limpia las vías de polen y polvo causantes de las reacciones alérgicas. Estornudos y el flujo nasal se reducirían considerablemente. Para preparar una solución nasal puedes mezclar una cucharadita de sal y media cucharadita de bicarbonato de sodio en media taza de agua tibia. Del resultado de esta mezcla puedes verter algunas gotas en cada fosa nasal y luego dejar que salgan hacia fuera. Con esto conseguirás que el agua actúe en las fosas nasales y disminuiría las molestas mucosas.

Inflamaciones de la piel:

  • Flor de saúco: realizar una infusión con esta flor combatiría los picores, enrojecimientos e inflamaciones de la piel provocados por las alergias. Para conseguir este tópico natural herviremos medio litro de agua y nada más sacarla del fuego añadiríamos tres cucharadas de flor de saúco y dejamos reposar un minuto. Para aprovechar esta mezcla tomaremos los vapores de la infusión. Con ayuda de un algodón repartiremos la solución por las partes de piel afectadas.
  • También recomendamos mezclar una taza de salvado en un litro de agua y aplicar lo resultante en el área donde se encuentra la alergia cutánea.

Las alergias conviven con muchas personas a lo largo de todo el año, pero en la primavera aumentan todos los síntomas, por esta razón, es conveniente tener en cuenta todos estas recomendaciones para llegar la verano con buen ánimo y con buena salud.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.