Trucos sencillos para comenzar a comer más sano

Comer más sano

Uno de los retos de mucha gente es comer más sano, algo que no llegamos  a hacer por la gran cantidad de alimentos que tenemos a nuestra disposición que no son sanos pero nos aportan mucho sabor y llegan a ser adictivos. Son muchas las personas a las que les cuesta mucho tener una alimentación sana, pero todo debe comenzar con pequeños pasos que finalmente nos llevarán a donde queremos llegar.

Os vamos a dar algunos sencillos trucos para comenzar a comer más sano. Es una época del año en la que solemos sumar calorías y eso puede llegar a ser un problema, por lo que realmente debemos plantearnos cambiar algunas cosas en nuestros hábitos de vida para mejorar.

Come en un plato único

Comer más sano

Son muchas las personas que comen con la familia poniendo fuentes o que comen primero y segundo. Si queremos no pasarnos con las comidas una buena idea es comer un plato único y decirnos que eso es lo que hay. Distribuir en ese plato los alimentos y así tener el alimento necesario para nuestro día a día. En la comida más importante del día deberíamos poner en el plato verduras, legumbres, proteínas como carne magra o pescado y algunos hidratos. No obstante, dependiendo del día podemos variar. Sí podemos comer pasta, pero hay que hacerlo con moderación, es decir, lo primero es evitar el hábito de repetir o comer varias veces de una fuente común, porque comemos más de lo que debemos.

Dale tiempo a tu cerebro

La sensación de saciedad que activa los mecanismos en el cerebro para dejar de querer comer tardan al menos veinte minutos por lo que debemos darle tiempo al cerebro. La gente que come rápido suele ingerir más alimento del que realmente necesita porque esa señal no ha llegado al cerebro y en veinte minutos se puede consumir gran cantidad de comida. Así que el truco consiste en comer con tranquilidad, en un ambiente calmado, masticando bien los alimentos, algo que además nos va a ayudar con la digestión. Si le damos ese tiempo a nuestro cerebro para procesar la llegada de alimentos comeremos menos.

El picoteo que sea sano

Comer más sano

Entre horas podemos llegar a comer alimentos que no son sanos, algo que aumenta mucho las calorías. Es por eso que deberíamos utilizar snacks que sean sanos y también saciantes. Una manzana por ejemplo es perfecta. Sacia mucho con su cantidad de agua y aporta muy pocas calorías. Las frutas son perfectas para este fin, aunque también podemos ayudarnos con infusiones, que también nos aportan agua y ayudan a saciarnos.

Compra sin impulsos

Cuando vamos al supermercado podemos llegar a comprar muchos alimentos que no son sanos y que finalmente suman calorías. Es importante comprar bien, ya que es la base de la alimentación posterior. Tenemos que hacer una lista de la compra y comprar en un momento en el que no tengamos hambre para evitar tentaciones. Así lograremos comprar solamente lo que necesitamos. Si cuidamos este detalle y evitamos alimentos calóricos y poco sanos conseguiremos tener una buena dieta y evitar comer de más a diario. Recuerda que las tentaciones no llegan solas a tu despensa.

Escucha a tu cuerpo

Plato sano

En muchas ocasiones lo que tenemos no es hambre, sino que comemos por costumbre o por ansiedad, de forma emocional. Debemos aprender a escuchar a nuestro cuerpo en cuestión de alimentos. Él sabe cuándo los necesita y cuando no. La gran mayoría de la gente no espera a tener sensación de hambre para comer y en ocasiones comemos porque estamos aburridos o nerviosos. En estos casos es mejor aprender a reconocer esos estados de ánimo para poder combatirlos de otra manera.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.