Trucos para una pedicura rápida

pedicura

Los pies suelen ser la parte más olvidada del cuerpo, quizás por falta de tiempo o por no darle importancia. Pero cuando llega el momento de usar calzados que los dejan al descubierto, es cuando se ven las consecuencias.

En este post te enseño algunos trucos de pedicura para que puedas cuidar tus pies de forma sencilla y en poco tiempo.

Trucos para una pedicura rápida

Fijar una uña rota con una bolsa de té

Lidiar con una uña rota nunca es agradable, especialmente cuando se quieren usar zapatos abiertos. La mejor manera de solucionar el problema es usando un poco del papel de una bolsita de té sin usar.

Colócalo sobre la parte rota de la uña, y a continuación, pasa una capa de esmalte. Esta solución rápida mantendrá la uña del pie rota en su lugar hasta que crezca lo suficiente para cortarla.
Un detalle, sirve también para las uñas de las manos.

Vaselina para evitar que se manchen las cutículas

Como las uñas de los pies son mucho más pequeñas que las de las manos, el riesgo de cometer un error cuando al aplicar el esmalte es aún más grande.
Simplemente un poco de vaselina sobre el área que circunda las uñas es suficiente para evitar manchar la piel con esmalte.

El enjuague bucal

Quitar la piel muerta de los pies puede ser difícil, y el fregar con demasiada dureza también puede dañar la piel sana. En lugar de utilizar una piedra pómez, lo ideal es hacer un remojo con enjuague bucal.
Es necesaria una 1/4 taza de Listerine, junto con 1/4 taza de vinagre blanco y 1/2 taza de agua tibia. Mezclar los tres ingredientes y dejar los pies en remojo durante 10 minutos. Después las células muertas de la piel serán mucho más fáciles de quitar.

Quitar las manchas amarillas de las uñas

Poner los pies en remojo y frotar las uñas en una mezcla de agua, jugo de limón y bicarbonato de sodio. También se puede utilizar pasta dental blanqueadora para un pequeño toque de peróxido.

Suavizar la piel con cerveza

La cerveza es genial para los pies por dos razones. La levadura que contiene puede suavizar la piel, mientras que el alcohol actúa como un antiséptico.
Pon en remojo tus pies en un tazón de cerveza caliente unos pocos minutos, esto te ayudará a exfoliar, mejorar la condición de los talones callosos, y suavizar la piel de los pies.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *