Trucos para no tener flacidez en el cuerpo

  

Nos metemos de lleno en el mes de febrero, ya ha pasado la temida cuesta de enero y probablemente estés realizando una dieta para bajar todos esos excesos de las fiestas. Se debe tener mucha fuerza de voluntad para recuperar el control de nuestra alimentación. Empezar a comer de manera más saludable y realizar deporte esporádicamente.

Cada organismo es un mundo y por ello, puede que tu bajada de peso haga que tengas zonas flácidas y sin fuerza, queremos contarte qué puedes hacer para no tener flacidez en tu cuerpo. 

La flacidez es un problema que seguramente nos afecte en algún momento de nuestra vida. Los años pasan y en ocasiones pesan. No obstante, esta flacidez se puede combatir directamente y se puede prevenir si prestar atención a nuestros consejos.

Para acabar con ella, es importante combinar algunas de nuestras propuestas ya que son compatibles, así se obtendrán mejores resultados y serán visibles en un menor tiempo.

Qué debes hacer para evitar la flacidez

A continuación te contamos qué puedes hacer para evitarla.

Consume mayor número de proteínas

La alimentación es básica para que nuestra salud sea de hierro. Las dietas de pérdida de grasa y peso deben estar supervisadas por profesionales de la nutrición para que todos los grupos alimenticios estén cubiertos de la mejor manera según tu estado físico.

Hay que bajar grasa y nunca músculo, por esta razón, se recomienda consumir más cantidad de proteínas para asegurarnos de que esto no suceda.

Huevos, pollo, pavo, salmón, almendras, son unos ejemplos claros de lo que puedes consumir.

Alimentos antioxidantes

Muchos alimentos son antioxidantes, tan sólo que no lo sabemos. Esta propiedad saludable es muy beneficiosa para conseguir rejuvenecer tu piel, así mantendrás la elasticidad y la firmeza.

Apoya tu dieta en los frutos rojos, manzanas, pepinos, aceitunas, frutas cítricas, kiwis o los vegetales de color naranja, ricos en betacarotenos y vitamina C. 

Evita la comida basura

Claro está que la comida procesada o comida rápida no es nada saludable. Infestada de grasas trans y un abuso de azúcares son muy perjudiciales para nuestra salud.

Provocan retención de líquidos, hace que engordemos y nuestra piel se vea fea y grasa. 

Hidratarse es la clave

Beber al menos dos litros de agua al día es clave para mantener un organismo limpio y sano. Se eliminan toxinas y evitarás así la retención de líquidos. La piel se mantendrá más fuerte y elástica si te hidratas con frecuencia.

Protégete del sol

No debemos pensar que tenemos que utilizar crema solar tan sólo en verano, es importante protegerse al menos la cara, manos y cuello en invierno ya que están expuesto a los rayos igualmente. Puede que la dureza del sol no sea tan fuerte, sin embargo, a la larga hace que nuestra piel se marchite y pierda firmeza. 

Ejercicio moderado y continuo

Es muy importante hacer ejercicio aeróbico. No importa que no tengas tiempo o el dinero para pagar un gimnasio, puedes hacer deporte en casa, tan sólo es fuerza de voluntad. Además, a día de hoy toda la información la encontramos en Internet y existen multitud de tutoriales maravillosos para tonificarnos en casa.

Trabaja no sólo el cardio y el ejercicio aeróbico, también el ejercicio de levantar pesas y actividades de resistencia corporal.

El hielo puede ser tu gran aliado

Si quieres evitar la flacidez puedes aliarte con el hielo. Es perfecto porque ayuda a tonificar la piel y reafirmar ciertas partes, como son las caderas, pechos o muslos.

  • Coloca un par de cubitos de hielo en un paño, no debe entrar en contacto el hielo de forma directa con la piel porque nos podría quemar.
  • Realiza suaves masajes circulares en la zona afectada, ejerciendo cierta presión pero sin hacernos daño.
  • Tiene que tener una duración de al menos 5 minutos para que surja efecto.

Mejora tus hábitos diarios

Cada pequeño gesto cuenta, y en muchas ocasiones realizamos cosas que hacen que nuestra postura y nuestro cuerpo se vuelva más flácido. La flacidez se puede combatir, aunque lo ideal es empezar a adquirir buenos hábitos de vida para ser conscientes.

  • Evita usar sujetadores demasiado sueltos. 
  • No consumar más grasas de las necesarias y por supuesto, escoge grasas de calidad. 
  • No seas sedentaria.
  • Deja de fumar. 
  • No te excedas tomando el sol, puede empeorar mucho el estado de tu piel.
  • No bebas alcohol en exceso, son bebidas ricas en azúcares y calorías vacías.


Categorías

Adelgazar, Salud

Pau Heidemeyer

Soy Paula, aunque no me importa que acorten mi nombre en Pau. Estudié comunicación audiovisual y estoy empezando a trazar un camino hacia un futuro... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   María L. dijo

    Como se dice en el artículo, es muy importante no excederte en las grasas para no perder firmeza y también es muy importante que cumplas con el resto de macronutrientes. En mi caso no he sabido mucho de este mundo hasta hace bien poco y claro que hacía deporte semanalmente y seguía una dieta saludable (o eso yo pensaba) Hasta que mi hija me recomendó una app que se llama yazio, mucha gente lo utiliza para contar calorías, yo la utilizo para llevar un control sobre los macronutrientes como la proteína y el carbohidrato (del cual peco mucho y además habitualmente…). https://www.yazio.com/es/diario-alimentos Desde que me empecé a fijar en esto he notado que mi piel está menos fácida y más luminosa, es una forma que tiene el cuerpo de darte las gracias por cuidarlo. Además de esto, también utilizo cremas naturales caseras que no tienen parábenos ni sustancias cuestionables, aquí tenéis ingredientes y recetitas: https://www.cremas-caseras.es/. Espero que les sirva, saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *