Trucos para depilarnos las cejas

La expresión de la mirada depende, en gran medida, del diseño que le des a la ceja. Por ello, es necesario saber escoger cuál es el diseño que más le va a la estructura de tu rostro.

Es un error seguir las tendencias de moda en cuanto al diseño de las cejas, ya que lo mejor sería adaptarse a la forma de tu rostro y así, resaltar lo mejor de cada una.

Si estás empezando en esto, lo ideal sería que acudas a un especialista y que sea él quien te diseñe el formato de tus cejas. Luego, con un poco de práctica, podrás hacerlo desde tu casa, pero siempre con mucho cuidado y siguiendo estos simples consejos.

El principal truco que debes conocer es el siguiente y te ayudará a determinar la longitud de tus cejas: coloca verticalmente un lápiz pegado a uno de las aletas de tu nariz, donde el lápiz se une con la ceja es dónde debe empezar. Después, inclina el lápiz desde este punto hacia el exterior del ojo y justo en la mitad del ojo es donde debe estar el arco de la ceja. Por último, coloca el lápiz en el centro de tu labio inferior e inclínalo hasta que llegue al borde exterior del ojo. Donde el lápiz toque con la ceja es donde debe acabar la misma.

  • ¡Cuidado con las pinzas!: las mujeres tendemos a emocionarnos cuando tenemos unas pinzas de depilar y, se nos puede ir la mano. También hay que tener mucho cuidado a la hora de intentar igualar ambas cejas porque podemos acabar sin ellas.
  • No depilarse nunca la ceja por arriba: es un error muy común que puede desembocar en una catástrofe. La depilación de la parte superior de la ceja es algo que tiene que hacer un especialista ya que puede transformar totalmente la forma de tu frente y la expresión de tu mirada. En muchas ocasiones, hay que cortar el pelo porque es muy largo y debemos saber cómo y con que hacerlo.
  • Cuidado con la cera: otros de los trucos de belleza básicos es tener cuidado con la cera. Puede ser muy útil para la depilación de cejas pero sólo para el entrecejo. Nunca debes utilizarlo en la parte inferior, la cercana al párpado, ya que la piel es muy sensible y podrías quemarla.
  • El punto clave: hay que fijarse en su parte central, que debe ser más ancha. Es muy importante buscar la armonía, para ello, la ceja debe ir de ancho a estrecho y de arriba a abajo y debes evitar los ángulos muy marcados. No es recomendable cambiar drásticamente la forma natural de la ceja.
  • Belleza: para mantener a raya esos pelos rebeldes, echa un poco de vaselina en un cepillo de cejas y peinalas. Después, para darles el toque final, aplica un poco de gomina con el dedo.
  • Maquillaje: si tienes cejas poco pobladas, debes maquillarlas. Se recomienda hacerlo con sombra de ojos lo más parecida al color del pelo. Comienza por el extremo interno dando trazos suaves hacia el exterior y siguiendo la forma natural de la ceja. Después repasa la ceja con el pincel pero sin añadir más sombra, solo para difuminarla. Si vez que las cejas saltan demasiado a la vista, disimúlalas con polvo volátil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *