Trucos para broncearse cuidando la piel

Hace unos años hubo una fiebre del bronceado y todo el mundo quería ponerse moreno a toda costa y a cualquier precio. Sin embargo, esto lo único que hace es que la piel envejezca, salgan manchas y además tengamos más papeletas para conseguir un cáncer de piel. Hay trucos para broncearse un poco más rápido, pero siempre hay que anteponer la salud y el cuidado de la piel.

El verano está a la vuelta de la esquina y debemos tener preparada nuestra piel para que reciba los primeros rayos de sol. Para eso hay que tener en cuenta unas cuantas cosas y algunos pequeños trucos que nos pueden ayudar a mejorar el bronceado una vez llegue el verano.

Piel preparada: exfoliar e hidratar

Una piel en buenas condiciones puede no conseguir un bronceado más rápido, pero sí más duradero y bonito. Así que si estamos pensando en un bello bronceado a largo plazo, debemos seguir estas pautas. Hay que exfoliar el cuerpo una vez por semana con un producto específico o con algún exfoliante de tipo casero que se puede hacer con azúcar y aceite de oliva. La hidratación es fundamental para una piel sana, por lo que esta debe ser diaria. Recuerda que una piel hidratada también se consigue desde dentro, bebiendo al menos litro y medio de líquido al día.

La alimentación

A la hora de broncearse entra en juego la melanina y el estado de la piel, que sin duda está conectada directamente con nuestra alimentación. La melanina se puede activar con esos alimentos ricos en betacaroteno, vitaminas A, B, C, y E y diversos antioxidantes. El betacaroteno está presente en las zanahorias, tomates, espinacas, brócoli, acelgas, calabaza, mango o papaya. Las vitaminas se pueden encontrar en frutas o frutos secos. También se deben incluir los alimentos ricos en Omega 3, como el salmón, y las proteínas, porque son los encargados de mantener la piel con buen aspecto, su elasticidad y salud. Una mala alimentación se nota rápidamente en la piel.

Cosmética para el bronceado

Uno de los trucos que utilizan las personas a las que les cuesta más ponerse morenas es el de utilizar la cosmética para el bronceado. Básicamente estamos hablando de los potenciadores del bronceado, que nunca deben utilizar solos, sino con protección solar. La nutricosmética es incluso más útil en este sentido, ya que nos ofrece el cóctel de vitaminas y sustancias que necesitamos para coger un mejor color. Entre sus componentes se suele encontrar la vitamina C, para el colágeno, el licopeno, la vitamina E o antioxidantes como el resveratrol.

Protección siempre

A pesar de utilizar todos los trucos que tengamos a mano, desde los potenciadores del bronceado a comer zanahorias meses antes de la exposición al sol, la gran verdad es que nunca debemos descuidar la protección solar. No sirve lo de dejar que la piel se ponga roja porque luego ya coge color, o utilizar un factor de protección bajo para ponerse morenos más rápido. Debemos ser consecuentes con el tipo de piel que tenemos y protegerla como se merece. También es cierto que por mucho que hagamos, si somos de piel blanca, nuestro moreno no va a ir más allá de ciertos tonos dorados, nunca llegaremos a tener una piel morena como el de las personas que ya tienen una tez con otro tono. Es por eso que debemos buscar metas que sean realistas con lo que tenemos y saber que ante todo una piel bonita es aquella que está sana, luminosa y en la que se han evitado signos de la exposición al sol, tales como las manchas o las arrugas prematuras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.