Trucos para aplicar el autobronceador corporal correctamente

Las chicas con piel muy clara cuando toman el sol o se broncean muy poco o se queman directamente, es por esta razón por la que suelen recurrir sobre todo al autobronceado. Puedes hacerlo desde un centro de belleza o tú misma en casa. Si optas por la segunda vía te vamos a dar unos trucos para aplicar el autobronceador corporal correctamente.

Pasos para aplicar autobronceador

Primeramente, hay que tener en cuenta para conseguir un bronceado ideal, uniforme y de acabado natural (que no se vea artificial) es que la piel tiene que estar limpia, seca y libre de impurezas y células muertas, de lo contrario podríamos correr el riesgo de que en ciertas zonas de la piel nos queden manchas.

Para que esto no suceda te recomendamos dos pasos previos:

  1. Realizar una exfoliación por todo el cuerpo: Con la exfoliación lo que conseguimos es dejar la piel más lisa, sin células muertas y uniforme. Empieza desde los tobillos, con movimientos circulares, y ve ascendiendo por todo el cuerpo. Para realizar una exfoliación puedes utilizar gel de ducha normal y un guante de exfoliado. También puedes hacerte con un gel exfoliante corporal de grano medio-grueso y darte con una esponja normal o esponja de red.
  2. El segundo paso es hidratar correctamente tu piel: Para que la piel no absorba el autobronceador directamente lo que tenemos que hacer es tener la piel bien hidratada. Esto no basta con aplicar crema hidratante el día anterior, sino que tiene que ser algo continuado. Usa hidratante corporal cada vez que te duches si es posible y si por pereza o falta de tiempo no acostumbras a hacerlo, puedes utilizar uno de esos aceites corporales en mojado que se echan directamente en la ducha y luego sólo basta con secar la piel con normalidad.

Usar correctamente el autobronceador

Una vez cumplas estos pasos previos ya puedes pasar a autobroncearte. Para ello, la piel tiene que estar totalmente seca, es importantísimo.

Normalmente este tipo de productos se presentan en formato gel, spray o mousse porque permiten aplicaciones ligeras y uniformes además de absorberse más rápidamente que las texturas cremosas. La base principal para una correcta aplicación es la de extender el producto hasta su completa absorción. Ve poco a poco, aplicando pequeñas cantidades,

Os recomendamos empezar desde abajo e ir subiendo, es decir, desde los tobillos. Tienes que tener especial cuidado en sitios rugosos como rodillas y codos, ya que suele quedarse mayor cantidad de producto. También con aquellos cortes que se producen en manos y cuellos. Extiende muy bien y tómate tu tiempo, no lo hagas a lo loco.

Ahora sí puedes lucir un color bonito de piel…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *