Trucos de belleza sencillos e infalibles

Nos pasamos el día viendo cómo hay todo tipo de cosméticos y de productos para nuestra belleza. No obstante, existen algunos interesantes trucos de belleza que son muy sencillos y que resultan infalibles. Estos trucos se pueden aplicar a diario y muchos de ellos son muy populares, ofreciendo buenos resultados. En ocasiones debemos volver a esos trucos que ya se usaban antes para conseguir mejorar nuestra belleza.

Os vamos a contar cuáles son los trucos de belleza infalibles que más nos gustan, para que podáis ponerlos en práctica. Sin duda existen muchos consejos para mejorar aspectos de nuestra piel, nuestro cuerpo o nuestro cabello, y muchos de ellos se pueden aplicar fácilmente.

Pelo brillante con vinagre

Las propiedades del vinagre de manzana parecen ser interminables. Pero si hay un uso que todo el mundo debería darle es el de acondicionador para el cabello tras el lavado. Mezcla unas cucharadas de vinagre de manzana en agua y aclara el cabello con esto tras la ducha. El vinagre aportará un brillo increíble a tu cabello, que parecerá muy sano. Es uno de los trucos más sencillos y más efectivos para un cabello bonito.

Aceite de almendras dulces

Este tipo de aceite es bastante económico y cuenta con buenas propiedades para nuestra piel. El aceite se parece bastante al sebo que genera la piel por lo que la mantiene en perfecto estado más tiempo. Es el producto ideal para hidratar la piel y para evitar las estrías en situaciones como el embarazo o los cambios de peso bruscos. El resultado será sin duda una piel suave y tersa, mucho más joven y siempre hidratada. Este tipo de aceite hay que evitarlo en el rostro, pues puede dar lugar a la aparición de granitos por el exceso de sebo en determinadas zonas como la barbilla.

Enriquece tus cremas

Tus cremas para el rostro pueden ser todavía mejores si las enriqueces. Puedes añadir vitaminas como la vitamina E, que es un antioxidante natural que te ayudará a tener la piel mucho más joven. También puedes usar los aceites esenciales, los cuales cuentan con grandes propiedades. El aceite puro de argán ayuda a hidratar y a mantener joven la piel, por lo que añadir unas gotas a tu crema forma el cóctel ideal. Eso sí hay que asegurarse de que sea argán puro para que tenga todas las propiedades.

Agua fría

El agua fría puede ser una gran aliada para tu belleza si eres capaz de utilizarla. Aplicar agua fría tras la ducha ayuda a mantener la piel más tersa y joven. Además, activa muchísimo nuestra circulación, por lo que es perfecto para personas que tienen problemas como las varices. En el rostro se puede aplicar un cubito de hielo, pasándolo por la piel para activar la circulación y mejorar el aspecto de la piel. El agua fría también nos ayuda a estar más activos cada mañana, por lo que es un gran comienzo y un truco asequible a todo el mundo.

Crema de rostro

La crema facial normalmente solo la usamos en la zona del rostro. Sin embargo, se trata de una crema estupenda por sus propiedades y por la protección solar que tiene. Se recomienda que esta crema se extienda también a la zona del cuello y del escote para usar sus propiedades en esta zona. Hay que tener en cuenta que la zona del escote y el cuello es muy sensible y también se ve expuesta al sol casi tanto como el rostro, por lo que es una gran idea protegerla de la misma manera. Un cuello y un escote rejuvenecidos nos quita muchos años de encima y sin embargo es una zona a la que no prestamos tanta atención.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.