Trucos caseros para quitar las manchas de óxido

limpieza hogar

Si necesitas un producto para quitar el óxido que sea bueno y económico, no hay mejor manera de hacerlo que a través de trucos caseros. Son económicos, de acción extremadamente rápida y no contienen productos químicos ni humos agresivos. ¡Te encantará descubrirlos!

Quitar el óxido con vinagre

Sumerge el objeto oxidado en vinagre blanco sin diluir. Si el objeto es demasiado grande para hacerlo, rocíe generosamente o aplique vinagre sobre el área oxidada. Deja que el vinagre se empape durante al menos 30 minutos. Si tiene mucho óxido, probablemente sea necesario un remojo más largo. Si ese es el caso, comience con un par de horas. Luego, verifica el progreso.

Saca el objeto del baño de vinagre y usa un cepillo para quitar cualquier óxido restante de la superficie. Un cepillo de dientes viejo o un cepillo de uñas funcionan muy bien para esto. Luego, enjuaga el objeto y sécalo completamente. Repite el proceso si queda óxido.

Quitar el óxido con zumo de limón

Mezcla bórax y zumo de limón para formar una pasta. También puedes usar bicarbonato de sodio si no tienes bórax a mano. Aplica la pasta sobre el óxido y déjala reposar durante al menos 30 minutos (más tiempo para los objetos más oxidados). Si la pasta comienza a secarse, simplemente rocía un poco de agua sobre ella para volver a humedecerla.

Usa un cepillo (un cepillo de dientes funciona muy bien) para frotar la pasta en el objeto oxidado. El fregado debe eliminar el óxido de inmediato. Si aún ves algo de óxido, simplemente repite el proceso. Tienes que asegurarte de enjuagar y secar bien el objeto antes de volver a usarlo.

Cocina

Quitar el óxido con bicarbonato de sodio y una patata

Corta una patata por la mitad y espolvorea el lado cortado con sal o bicarbonato de sodio. Luego, frota el lado cortado de la patata sobre el área oxidada. El ácido de la patata levantará el óxido y la sal (o bicarbonato de sodio) te ayudará a eliminarlo.

Si estás tratando de quitar el óxido de tus cuchillos de cocina, sumérgelos en una patata y déjalos reposar mientras haces tu día. Cuando saques los cuchillos de la patata, el óxido debe limpiarse de inmediato. Lava y saca el objeto que limpió antes de volverlo a poner en uso.

Consejos y advertencias sobre los limpiadores de óxido caseros

Los objetos pueden aparecer negros después de remojarlos en vinagre o zumo de limón, pero deben volver a su color original después de enjuagarlos con agua. Estos limpiadores de óxido utilizan ácidos suaves y abrasivos para eliminar el óxido. Si bien son menos duros que la mayoría de los limpiadores de óxido comprados en tiendas, debes tener cuidado al usarlos para limpiar antigüedades u otros artículos valiosos. Solo tú puedes decidir cuándo es apropiado usarlos

Evita la oxidación de la superficie cuidando adecuadamente sus herramientas y equipos. Asegúrate de engrasar las herramientas de jardín antes de guardarlas, lavar a mano los cuchillos de cocina (en lugar de ponerlos en el lavavajillas) y guardar las pertenencias donde estarán protegidas de la intemperie. Mantén el vinagre y el bórax fuera del alcance de los niños y las mascotas.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.