Tratamientos para la piel

Tratamientos para la piel

Hoy en día, todas deseamos tener una piel sana y llena de vitalidad. La mayoría recurrimos a las limpiezas profundas en centros de belleza, a los tratamientos en casa con nuestras cremas, mascarillas y demás “potingues”, pero hay quienes van un paso más allá y apuestan por unos tratamientos algo más sofisticados.

Si no estás al día de ellos, en Mujer Cosmopolita te vamos mencionar y resumir en qué consisten algunos tratamientos para la piel que existen actualmente.

Tratamientos que funcionan

  • El bótox: Seguro que has oído hablar de este tratamiento pero ¿realmente conoces de qué trata? Consiste en inyectar poco a poco y en zonas muy localizadas de la cara la toxina botulínica, la cuál ha sido todo un avance para rejuvenecer el rostro sin necesidad de pasar por cirugía. El punto fuerte de este tratamiento es que deja la piel con efecto ‘lifting’, y el mayor inconveniente es que si se aplica mal deja un rostro desnaturalizado, sin movimiento o con cierta asimetría.
  • Rellenos: Los rellenos reabsorbibles se emplean más que nada para remodelar el contorno facial. Se realiza con inyecciones intradérmicas que suelen ser de ácido hialurónico. El punto a favor es que es una técnica que emplea sustancias naturales; su mayor inconveniente es que si se pasan con el relleno puede dar la sensación de rostro hinchado.
  • ‘Peeling’ químico: Elimina las capas más superficiales de la piel consiguiendo una total renovación cutánea. Se unifica el tono de la piel, se atenúan las arrugas más superficiales y deja una piel más lisa y rejuvenecida. Depende del estado de la piel se hace un ‘peeling’ más o menos profundo. El mayor inconveniente de este tratamiento es que puede ser algo agresivo para la piel, sobre toda si es un ‘peeling’ profundo.
  • Láser: Se utiliza principalmente para eliminar manchas de la piel, marcas de acné o cicatrices. Su punto favorable es que es una técnica poco invasiva y su punto menos positivo es que suelen necesitarse varias sesiones para ver resultados.

Ahora que ya conoces los diferentes tratamientos cutáneos que existen, estás preparada para decidir qué es lo que mejor se adapta a tu piel.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *