Tratamientos de ácido láctico: descubre sus beneficios para la piel

Tratamientos con ácido láctico

Cuando se trata de cuidar nuestra piel, siempre estamos en búsqueda de nuevos productos que nos proporcionen resultados visibles y duraderos. Uno de los que ha ganado popularidad en los últimos años, es el ácido láctico. Descubre en que consisten los tratamientos de ácido láctico y si resultan convenientes.

Si bien la mera mención de «ácido» puede poner sobre alerta a muchos, el ácido láctico tiene propiedades que pueden proporcionar beneficios significativos a nuestra piel. En este artículo, exploraremos cuáles son estas propiedades, resolveremos como aplicarlo y descubriremos por qué se ha convertido en un aliado indispensable para el cuidado y rejuvenecimiento de nuestra piel.

¿Qué es el ácido láctico?

El ácido láctico es un alfa hidroxiácido natural, que se obtiene a través de la fermentación de ciertos azúcares, como la lactosa. Es conocido por sus propiedades exfoliantes, lo que lo convierte en un ingrediente altamente efectivo en el tratamiento de diferentes problemas cutáneos.

Tratamientos de piel

Beneficios del ácido láctico en la piel

Los tratamientos con ácido láctico para la piel han demostrado ser efectivos. Pero, ¿cuáles son las propiedades y beneficios más destacados del ácido láctico? Descubriéndolos podrás deducir si es un tratamiento del que tu también podrías beneficiarte.

  • Exfoliación y renovación celular: El ácido láctico penetra las capas superiores de la piel, eliminando de forma muy suave las células muertas y promoviendo la regeneración celular. Esto ayuda a mejorar la textura de la piel, reducir la apariencia de arrugas y líneas finas, y dejar un cutis más suave y radiante.
  • Hidratación profunda: Esta producto tiene la capacidad de atraer y retener la humedad en la piel. Esto se debe a que actúa como un agente humectante, mejorando la barrera protectora de la piel. Como resultado, la piel se siente más hidratada, suave y flexible.
  • Mejora de la pigmentación e iguala el tono de la piel: También ha demostrado ser efectivo en la reducción de manchas y decoloraciones en la piel, así como en el tratamiento de condiciones como el melasma. Y es que ayuda a inhibir la producción excesiva de pigmento en la piel, lo que propicia un tono más uniforme y una apariencia más luminosa.
  • Estimulación la producción de colágeno: El ácido láctico estimula la producción de colágeno, mejorando así la elasticidad y firmeza de la piel y previniendo la aparición de arrugas y líneas de expresión.
  • Tratamiento del acné y la dermatitis atópica: Gracias a sus propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias, se utiliza con éxito en el tratamiento de afecciones como el acné y la dermatitis atópica. Ayuda a eliminar las impurezas y reducir la inflamación asociada con estas condiciones.

¿Cómo se aplica?

La recomendación es comenzar a usar el ácido láctico en concentraciones bajas y progresivas, una vez por semana y en la noche para que no reaccione con el sol. Son muchas las cremas, geles o limpiadores que incluyen este ingrediente, ¡puedes empezar por ahí!

También lo encontraras en serums y lociones que penetran más rápido en el cutis. Lo ideal es empezar con productos que lo contengan en concentraciones pequeñas, de alrededor del 2%, para evitar problemas de irritación, enrojecimiento, sensación de quemado o picor que podrían surgir.

Para comenzar a utilizar un producto una buena costumbre es hacer una prueba en un trocito de piel para determinar como reacciona esta. También es aconsejable consultar a un dermatólogo ya que su combinación con vitamina C, peróxido de benzoilo, retinol y otros AHA podría causar irritar en piel.

El ácido láctico es un ingrediente multifuncional que ofrece numerosos beneficios para la piel: desde mejorar la textura y el tono hasta hidratar profundamente y combatir afecciones específicas. De ahí que los tratamientos de ácido láctico se hayan convertido en un aliado indispensable en los tratamientos de cuidado de la piel. Aplícalo en forma de exfoliantes, cremas o sueros y preferiblemente bajo consejo de un dermatólogo para lograr una piel más sana, radiante y rejuvenecida.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.