Tratamientos caseros para los puntos negros del rostro

puntos negros

Son muchas las personas que se pasan la vida combatiendo esos molestos puntos negros en la piel. Las espinillas son impurezas que se quedan en la parte superficial de la piel y le dan un aspecto sucio, por lo que debemos eliminarlos con diversos métodos. Las técnicas de las que os hablamos hoy son naturales, por lo que son muy respetuosos con la piel, hasta con las pieles más sensibles.

Hoy pensaremos en cinco tratamientos para combatir y eliminar los puntos negros en el rostro. Estos molestos puntos negros son impurezas que le dan un aspecto feo a la piel, y por eso debemos limpiarla para que quede estupenda. Así que atenta a estos trucos y consejos para acabar con esas molestas espinillas.

Factores de aparición de puntos negros

Mascarilla de clara de huevo

Puede haber razones variadas para que los puntos negros hagan su aparición. Desde luego el más determinante es tener una piel de tendencia grasa, ya que acumula más fácilmente impurezas. Además, si no limpiamos la piel correctamente también podemos fomentar su aparición, e incluso una comida alta en grasas saturadas puede crear más impurezas en nuestra piel. Si ves que tus poros cuentan con estos puntos negros, ya es hora de comenzar una rutina para eliminarlos.

Rutina básica para una piel limpia

Conseguir una piel limpia también exige una rutina básica. Es importante que limpiemos nuestra piel cada mañana con productos que sean adecuados para ella. Especiales para pieles grasas, secas o mixtas, para que así respeten su naturaleza y no creen un efecto rebote. También es muy importante arrastrar el maquillaje antes de irnos a dormir. El maquillaje es lo que más nos deja impurezas en la piel, envejeciéndola y aumentando los poros abiertos con puntos negros. Utiliza el agua micelar que además sirve como tónico y limpiador al mismo tiempo respetando la piel.

Limpieza con vapor

Vapor

Uno de los métodos más básicos a la hora de quitar los puntos negros se realiza con vapor. Simplemente debemos poner el rostro encima del vapor de una olla o algo parecido, para hacer que los poros se abran. De esta manera será mucho más fácil eliminar esos puntos negros que tanto nos molestan. Con un pañuelo, para no dañar la piel, podemos ir presionando para que salgan, y gracias al vapor saldrán fácilmente. También podemos aprovechar para hacerlo después de la ducha que también están lo poros más abiertos.

Mascarilla con clara de huevo y limón

Esta mascarilla tiene el efecto de servir para limpiar la piel con la clara de huevo y darle un poder astringente para evitar la aparición de grasa. La mascarilla debe hacerse cogiendo la clara del huevo y mezclando con el jugo de un limón. Esto se aplicará en la piel con un masaje y dejaremos actuar unos minutos para luego limpiar la piel por completo. Si lo hacemos una o dos veces a la semana los puntos negros irán desapareciendo porque la piel se mantendrá limpia.

Mascarilla negra

Mascarilla negra

Esta mascarilla negra ha sido toda una revolución para la piel, aunque debemos tener cuidado al aplicarla, sobre todo si contamos con una piel sensible. Esta mascarilla hecha principalmente con carbón se pega a la piel y al quitarla arrastramos las espinillas con ella. Hay que aplicarla según las instrucciones, ya que si la dejamos demasiado tiempo será incluso doloroso sacarla de la piel y puede provocar irritaciones.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio mezclado con agua es un gran limpiador para la piel. Hay que aplicarlo directamente mezclado con el agua, ya que hace una pasta. Esta pasta sobre la piel debe dejarse secar y después nos será muy fácil quitar los puntos negros.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *