Tratamientos caseros en los que la vitamina C es la protagonista

vitamina c

La vitamina C es la protagonista, ayer, hoy y siempre porque aporta unos grandes beneficios a nuestro cuerpo y también a nuestra piel. Con esto queremos decir que no es algo nuevo, pero parece que ahora se ha intensificado su consumo. Sea como fuere, vamos a aplicar unos tratamientos caseros.

Porque de este modo, los podremos hacer con ingredientes totalmente naturales y mucho más económicos. Eso sí, sin olvidar que también están a la venta una serie de productos que nos ayudarán a tener una piel más bonita, luminosa y cuidada, donde la vitamina C seguirá siendo la primordial.

Hidrata tu piel con la vitamina C

Es uno de los más potentes antioxidantes, por lo que el estar en nuestra piel, ya es toda una fortuna. Le dará mayor hidratación a todas las pieles secas y a las que no lo están tanto. Es decir, que puedes probar en diferentes tipos de cutis. Este tratamiento es mejor realizarlo por las noches, ya que lleva limón y como sabemos, pueden aparecer algunas manchas si nos exponemos al sol.

Dicho esto, solo queda elegir un recipiente donde realizar la mezcla. Esta mezcla será el resultado de una cucharada de avena y el zumo de un limón pequeño. Remueves bien, lo aplicas sobre el rostro y esperas a que haga su efecto durante unos 15 minutos. Pasado ese tiempo, tan solo queda retirar la mascarilla con agua, mejor si es tibia. Seca sin arrastrar la piel, es decir, con pequeños toques. ¡Notarás el rostro más hidratante!

limon para la piel

Para prevenir la flacidez del rostro

Claro que la vitamina C, además de prevenir la flacidez, también deja a un lado las líneas de expresión y hace que nuestra piel tenga un brillo e hidratación mucho más natural. Por todo ello y más, también puedes preparar esta mascarilla tan especial. Para ello necesitarás un huevo, medio vaso de zumo de naranja y una cucharada de zumo de limón. Como vemos, la vitamina es la principal de la mezcla. Ahora solo tienes que ir mezclando bien todos estos ingredientes y una vez hecho, solo aplicar en el rostro. Con 10 minutos tendrás más que suficiente. Pasado ese tiempo, puedes retirar con agua y secar tu piel. Si quieres darle más hidratación, nada como aplicar tu crema hidratante habitual. Pero ya te decimos que con un remedio como este, tu cutis estará en buenas manos.

Rejuvenece tu cutis con vitamina C

Nos vamos a olvidar de las líneas de expresión, durante más tiempo, siempre y cuando sigamos con recetas de vitamina C tan sencillas como esta. Para ella, necesitamos un recipiente y en él echaremos un kiwi troceado y bien triturado con la ayuda de un tenedor, por lo que es mejor que sea maduro. A él le vamos a añadir el zumo de una naranja y tres cucharadas de miel. Cuando lo tengamos, volvemos a remover muy bien. Solo queda aplicar esta mascarilla en nuestra piel y esperar unos 20 minutos que haga su efecto. Pasado el tiempo, de nuevo nos toca retirar con agua y disfrutar de sus grandes efectos.

beneficios vitamina c

Cuida tus uñas

Aunque es cierto que para la piel es algo vital, las uñas también se quieren llevar sus granes beneficios. Por ello debemos hacer una pasta con una cucharada de aceite de oliva, media de bicarbonato y el zumo de un limón pequeño. Lo aplicaremos sobre las uñas y esperamos una media hora. Luego lavamos bien y podemos retirar una vez cada semana para ver cómo nos fortalece las uñas.

Limpieza de piel

La limpieza y el tónico son pasos y productos que nuestra piel siempre necesita. Cuando dichos productos se pueden preparar cómodamente en casa, son todavía mejores, o así los veremos. En este caso, puedes echar en un bote de spray la misma cantidad de agua tibia que de zumo de naranja. Agítalo para mezclarlo y pulverizar sobre el rostro o bien, en un poco de algodón. Guarda la mezcla en la nevera.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.