Trata y previene las aftas bucales

Chica con manchas de descalcificación en los dientes

Las aftas bucales son muy incómodas, seguramente hayas padecido alguna en tu boca en un momento nada deseado. Son unas pequeñas lesiones que aparecen en el interior de la boca, escuecen y son dolorosas. 

Te contamos por qué aparecen, cuáles son sus síntomas y los posibles tratamientos que podemos llevar a cabo para eliminar el escozor y picor de inmediato.

Las aftas bucales, llagas o úlceras bucales pueden aparecer en cualquier momento y en cualquier parte de la boca. Estas llagas son unas lesiones planas con el centro blanquecino, suelen ser en el interior rojas y causan dolor. Se originan en las mucosas de la boca, y el sitio más común suele ser el interior de las mejillas, la zona interior de los labios y la base de las encías.

Las aftas no son contagiosas como otros piensan, su aparición se debe a varias causas, las cuales te contamos a continuación.

Sonrisa bonita

¿Por qué aparecen las aftas bucales?

  • La primera causa es tener una deficiencia de defensas en el organismo por un momento determinado.
  • Existe una cierta predisposición genética que aumenta las posibilidades de tener aftas bucales. Todas las personas que lo sufren si miran en su rama familiar, encontrarán a alguien que padece llagas.
  • Tener un pequeño accidente como morderse un labio, la lengua o el interior de la boca. 
  • También pueden aparecer tras una visita al dentista producido por algún pequeño accidente o por llevar ortodoncia.
  • Cuando pasamos por una gripe o un catarro también pueden producir llagas por tener las defensas bajas.
  • Los días de antes o después de tener la menstruación.
  • Déficit de vitaminas como la vitamina C, B12 y ácido fólico. 
  • Padecer estrés y ansiedad por una temporada.
  • Tener reflujo o acidez de vez en cuando puede aumentar el número de aftas bucales.
  • Haberse sometido a una limpieza bucal agresiva.
  • Padecer alergias o intolerancias a ciertos alimentos.
  • Infecciones virales o inmunodepresoras.
  • Ser fumador.
  • Desequilibrios hormonales.

Si sufrimos de aftas bucales con cierta constancia, hay que investigar cuál es la causa real para ponerle remedio. Las causas más comunes son las que hemos expuesto anteriormente, sin embargo, pueden producirse por otras causas desconocidas.

Trata las aftas bucales

Las aftas o las úlceras aparecen sin previo aviso, y de igual manera pueden desaparecer solas. Sin embargo, lo ideal es tratarlas para evitar el escozor y la irritación de la zona. Actualmente, no encontramos ningún fármaco que nos ayude a eliminar las aftas bucales en un momento.

En el mercado, encontramos los siguientes remedios:

  • Enjuagues con anestésicos: ayudan a adormecer la zona para que no molesten durante nuestro día a día.
  • Medicamentos con corticoides y otros antiinflamatorios. Aceleran la desinflamación y la cicatrización de la lesión.
  • Tratamiento tópico como la carbenoxolana, dexametasona, triamcinolona.
  • Uso de antibióticos como la tetraciclina o la minociclina.

Consejos para acelerar la recuperación

  • No consumas alimentos picantes o comida muy condimentada.
  • Evita los alimentos muy calientes.
  • Enjuaga la boca con una solución de agua con sal. 
  • Realizar gárgaras con un enjuague bucal natural a base de sodio y agua.
  • No utilizar ningún enjuague bucal que contenga alcohol.
  • Puedes aplicar agua oxigenada con agua en la zona donde está el afta bucal.
  • Mantén una correcta higiene bucal para que las bacterias no provoquen ninguna infección.

Vinagre para los dientes

Cuándo debes consultar a tu médico

Un afta bucal no debería ser problema, se puede tratar en casa naturalmente y con el paso de los días desaparecen. Sin embargo, puede que necesites ayuda en los siguientes pasos:

  • El afta bucal no ha desaparecido transcurridas 2 semanas.
  • La úlcera tiende a empeorar en vez de mejorar.
  • Tienes cada dos por tres aftas bucales. 
  • Cuando padeces una úlcera siempre tienes algo de fiebre, diarrea o erupciones cutáneas.

Tenemos que tener en cuenta que las aftas bucales no son herpes labial, tenemos que saber diferenciarlo para poder tratar cada infección de la mejor manera. El herpes comienza siendo una leve ampolla hasta convertirse en una costra que desaparece. Al ser una infección vírica, se debe de tratar con antivíricos, uno de los más conocidos es el aciclovir.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.