Trata las varices y luce piernas este verano

piernasd parejaEstamos en pleno julio, hace buen tiempo y queremos sentirnos bien con nuestro cuerpo. Para ello tenemos que cuidar nuestra alimentación, nuestra piel y nuestros hábitos, sin embargo, a pesar de esforzarnos por mantenernos en forma encontramos en nuestro cuerpo ciertas imperfecciones, como por ejemplo las varices.

Las varices son aquellas venas inflamadas que se encuentran bajo la superficie de la piel. Las varices por lo general aparecen en las piernas y en ciertas zonas de los brazos, aunque pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. Esta alteración de la piel suele ser muy común y más dentro del sector femenino.

Causas

Muchas pueden ser las causas que provoquen su aparición, desde cambios hormonales hasta un exceso de peso. La genética juega una gran baza  y el estar muchas horas de pie también acrecienta su formación.  Normalmente causan pocos signos y síntomas graves, aunque en ocasiones el dolor puede estar presente. Se producen coágulos de sangre, úlceras, llagas en la piel y otra serie de problemas.

Las varices aparecen en nuestro cuerpo por una simple razón. En definitiva, son venas que se encargan de transportar la sangre de vuelta al corazón una vez que han irrigado todos los tejidos y transportado los nutrientes y el oxígeno. Estas venas cumplen su función sin dificultades hasta que encuentran una resistencia y empiezan a transformarse. Un ejemplo de resistencia sería el estar muchas horas de pie, ya que aumenta la posibilidad de tener varices en las piernas.

Cuando las venas no pueden cumplir su misión, la sangre se acumula, aumenta la presión y provoca la dilatación y alargamiento de las venas, por eso se retuercen y tienen esa forma tan particular.

Remedios naturales

A continuación os citaremos una serie de remedios naturales que ayudan a prevenir y tratar la aparición de las varices. Todo esto para lucir unas fantásticas piernas durante todo el verano.

Cuando hablamos de  remedios naturales y caseros para las várices hay muchas personas que no creen en su eficacia y subestiman su poder. Sin embargo, está comprobado científicamente que la naturaleza cuenta con una gran variedad de elementos muy útiles para dar solución a varios problemas del cuerpo humano, entre ellos las varices.

piernas pintadas

 Cola de caballo

La cola de caballo es muy buena para las posibles “arañitas” de las piernas. Para obtener su beneficio hierve alrededor de 100 gramos de esta hierba en un litro de agua. Una vez reposado al menos 15 minutos humedece un paño con el resultado y aplícalo en las zonas afectadas. Repitiendo esta operación cada tres días hasta que la cantidad de varices haya desaparecido.

La reflexología

La reflexología podal es un método que permite reducir el hinchazón de las piernas. Esta solución funciona muy bien en mujeres embarazadas, aunque si es tu situación no dudes en consultarlo con un profesional ya que realizar unas terapias de reflexología podría dañar al bebé dependiendo del mes de gestación. Por lo que hay que tenerlo muy en cuenta.

Máscara de zanahoria y aloe vera

La receta es bien simple, picamos media zanahoria y el equivalente de aloe vera en una picadora. Lo procesamos bien y le añadimos una buena dosis de vinagre de manzana para que se forme una pasta untable. El resultado lo colocamos sobre las piernas afectadas, dejamos actuar alrededor de 20 minutos y retiramos con abundante agua para no dejarse ningún resto.

Good Garlic

Limón y ajo

Desde Bezzia hemos hablado sobre las grandes propiedad del ajo, así pues, también es una buena alternativa para tratar las varices. Para ello necesitaremos:

  • seis dientes de ajo
  • zumo de un limón
  • dos cucharadas pequeñas de aceite de oliva
  • un tarro con apertura ancha

Para preparar la mezcla, cortaremos los ajos en láminas muy finas y las colocaremos junto al zumo de limón y dos cucharadas pequeñas de aceite dentro del tarro de cristal.  Taparemos bien y lo dejaremos reposar durante 12 horas.

Una vez transcurrido ese tiempo agitaremos siempre la mezcla antes de su uso. Masajearemos con cuidado las zonas afectadas hasta conseguir que se absorba la mezcla.

Castaña de Indias

Este tratamiento es el más común en Alemania, aunque el árbol sea originario de Asia. Este árbol es el más utilizado para trastornos venosos, como son en nuestro caso las varices.

Del árbol se usa solamente su corteza porque carece de efectos secundarios como puede ocurrir con el fruto. La castaña de Indias ofrece propiedades anti-inflamatorias gracias a los flavonoides que contiene. Este fruto ayuda a aumentar la resistencia de los vasos sanguíneos y capilares por lo que también es muy bueno para luchar contra las hemorroides y la celulitis.

Baños de inmersión

Finalmente encontramos un remedio muy sencillo y eficaz. Para llevarlo a cabo necesitarás una recipiente, una tina o un barreño donde puedas sumergir las piernas. Llena el recipiente de agua agrégale sal marina y una taza entera de vinagre de manzana. Con este preparado, masajea durante 20 minutos suavemente las piernas y reposa.

Es simple tratar las varices si uno quiere, con estos consejos conseguirás reducir visiblemente la cantidad de varices de tus piernas sin esfuerzo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *