Trastornos del lenguaje en los niños

Es muy frecuente que los progenitores comparen el desarrollo de su hijo con sus amigos, sobre todo en lo referente al habla. Es decir, intentan averiguar por qué su hijo no ha avanzado tan adecuadamente en el desarrollo del lenguaje como varios compañeros de clase.

Hay que decir que todo niño lleva un ritmo de desarrollo en los diferentes ámbitos. Es por ello que existen niños que necesitan de mucho más apoyo y más atención de lo normal porque no son capaces de adquirir conceptos claros. Sin embargo, hay otros a los que no cuesta nada aprender cualquier cosa; es decir, son rápidos en adquirir nociones.

La adquisición del lenguaje, ya sea rápida o lenta, resulta una herramienta fundamental en la interacción de los pequeños con su entorno. Por esta razón, el niño presenta varias dificultades de comunicación si el desarrollo del lenguaje se ve alterado.

Los diferentes transtornos del lenguaje comúnmente se presentan de forma simultánea asociándose a un déficit del rendimiento escolar, problemas de neurosis funcional, trastornos del desarrollo de la coordinación, con problemas emocionales, conductuales y sociales.

Tipos de trastornos del lenguaje

A continuación, os detallamos plenamente todos los casos o tipos de trastornos en relación al lenguaje que os podéis encontrar:

Disartrias

La disartria hace referencia a la alteración en la articulación de las palabras. Sin embargo, este término se utiliza para designar la articulación de los fonemas que son consecuencia de lesiones del sistema nervioso central que gobiernan los músculos de los órganos fonatorios.

Un pequeño afectado por disartria puede producir sonidos inexistentes en su lengua de origen, puesto que no la articula correctamente. Entre lo síntomas de la disartria podemos encontrar:

  • Emisiones más automáticas.
  • Contexto conversacional.
  • Voz forzada.
  • Respiración poco coordinada e irregular.
  • Articulación defectuosa de las palabras.
  • Ritmo lento.
  • Alteración del tono y volumen del habla.

Dislalias

Este trastorno se relaciona con la articulación de los fonemas. Es decir, el pequeño tiene la incapacidad para pronunciar correctamente ciertos fonemas o grupos de fonemas, por lo que un niño afectado por este trastorno resulta ininteligible.

La dislalia puede ser clasificada en 4 grandes grupos:

  • Dislalia evolutiva

Anomalía que se presentan en las primeras etapas del desarrollo del habla. Son consideradas normales, puesto que el niño está en pleno proceso de adquisición del lenguaje, no pudiendo emitir la totalidad de los fonemas.

Estos son aprendidos de manera secuencial y similar para todos los niños, la cual debería ser completada a los 6-7 años. No es necesario un tratamiento especial.

  • Dislalia funcional

Son aquellas donde no se presenta ningún trastorno físico u orgánico que justifique la dislalia. Algunos autores la denominan desórdenes fonológicos, ya que los niños habrían organizado su sistema fonológico de manera distinta a la habitual.

  • Dislalia audiógena

Los problemas de articulación son producidos por deficiencias auditivas, ya que niño no puede reconocer de manera adecuada sonidos semejantes. La gravedad de la dislalia estará en relación al grado de hipoacusia (sordera) y entre las medidas a tomar se encuentra el uso de prótesis auditivas y la intervención pedagógica para desarrollar la discriminación auditiva, enseñar articulaciones ausentes, lectura labial, etc.

  • Dislalia orgánica

Trastornos de articulación motivados por alteraciones orgánicas. Es decir, cuando se encuentran afectados los centros neuronales cerebrales o existen anomalías o malformaciones anatómicas en los labios, paladar, lengua, etc, se llama disglosia.

Disglosia

Se trata de un trastorno de la articulación de los fonemas de origen no neurológico central y provocado por lesiones físicas o malformaciones de los órganos articulatorios periféricos. La causa por la que se debe la disglosia puede ser variada; desde malformaciones congénitas craneofaciales o trastornos del crecimiento, hasta traumatismos o problemas psicológicos.

Según la zona donde se produce la malformación del órgano periférico, este trastorno se clasifica en varios tipos:

  • Disglosias labiales
  • Disglosias mandibulares
  • Disglosias dentales
  • Disglosias linguales
  • Disglosias palatales (paladar)

Disfemias

Es una disfluencia o dificultad en el flujo normal del habla. Ocasiona repeticiones de sílabas o palabras o paros espasmódicos que interrumpen la fluidez verbal (tartamudez). Además, se le suman, generalmente, manifestaciones de tensión muscular como movimientos de manos, cierre de ojos, gesticulación facial y movimientos corporales. Suele aparecer a edad temprana y es más común en los hombres.

Afasia

Es la alteración del lenguaje debido a lesiones cerebrales producidas después de la adquisición del lenguaje o en el transcurso del mismo. Se considera afasia, con más claridad, cuando se produce a partir de los 3 años de edad, aproximadamente. La pérdida de lenguaje es brusca y consecutiva a un periodo de coma. En los primeros momentos el niño puede permanece mudo, o emitir apenas algunas palabras.

Disfasia

Este trastorno se aplica en general a los niños que presentan un trastorno severo del lenguajey cuyas causas no se deben a razones obvias como pueden ser: sordera, retraso mental, alguna dificultad motora, desórdenes emocionales o alteraciones de la personalidad.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Consejos mamás

Me llamo Ale y soy Educadora Infantil. Colaboro en algunos blogs de AB relacionados con mis dos grandes pasiones, la cocina y los niños. No soy madre aún, aunque en un futuro me gustaría serlo. Además me apasiona el mundo de las manualidades y el dibujo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.