Trastornos de la tiroides en el embarazo: Causas y consecuencias

Posibles trastornos de la tiroides en el embarazo

Todas tenemos claro que durante el embarazo nuestras hormonas se vuelven locas. Y algunas como la gonadotropina coriónica humana y el estrógeno, causan concentraciones más altas de la hormona tiroidea en la sangre, lo que puede presentar algunos problemas. Hablamos hoy de los posibles trastornos de la tiroides en el embarazo y de cuáles son sus consecuencias.

La tiroides es una glándula cuya función principal es la de regular el metabolismo. En el embarazo, además, desempeña un papel muy importante en el desarrollo normal del cerebro y del sistema nervioso del bebé. Por eso es importante controlarla, especialmente durante el primer trimestre.

¿Por que afecta la tiroides al embarazo?

La tiroides es una glándula pequeña en forma de mariposa en la parte delantera del cuello que produce dos hormonas tiroideas que afectan la forma de trabajar de casi todos los órganos en el cuerpo. De ahí que cuento la glándula produce demasiadas o muy pocas de estas hormonas, muchas funciones del organismo se vean afectadas.

Glándula tiroidea

Durante el embarazo, específicamente durante los tres primeros meses, el bebé depende del suministro de la hormona tiroidea de la madre, que llega a través de la placenta. Y es así hasta la semana 18 o 20 ya que si bien alrededor de la semana 12 cuando la tiroides del bebé empieza a funcionar por sí sola no produce aun suficiente hormona.

Las hormonas tiroideas son, por tanto, cruciales para el desarrollo normal del cerebro y del sistema nervioso del bebé. Por eso, especialmente si existen problemas de tiroides previos, puede ser necesario realizar pruebas de la función tiroidea o incluso tomar algún medicamento para tener un embarazo saludable y proteger la salud del bebé.

Trastornos de tiroides en el embarazo

Un exceso o deficiencia de hormonas tiroideas afectarán al funcionamiento del organismo e diferentes maneras. Y durante el embarazo, debido a otras hormonas relacionadas directamente con este, no es raro que se vean afectadas pudiendo causar los siguientes trastornos de tiroides:

Hipotiroidismo

Cuando la tiroides está menos activa de lo normal y existe una deficiencia de hormona tiroidea se presenta el hipotiroidismo, que representa un problema en el embarazo ya que puede provocar que se reduzcan muchas de las funciones del organismo.

Este trastorno, generalmente causado por la enfermedad de Hashimoto en el embarazo, se presenta en 2 a 3 de cada 100 embarazos. Si no se trata puede causar serios problemas al feto ya que afecta principalmente a su sistema nervioso, pero también a la madre. Los mas importantes son:

  • Preeclampsia: un aumento peligroso de la presión arterial al final del embarazo.
  • Anemia.
  • Bajo peso del bebé al nacer.
  • Aborto espontáneo.
  • Muerte fetal.
  • Coeficiente intelectual bajo y problemas en el desarrollo normal del feto.

Todos estos efectos adversos graves desaparecen o disminuyen de forma importante si se lleva a cabo un buen control y tratamiento de la enfermedad desde el priemer trimetre. Por eso es tan importante informar de problemas previos y realizarse todos los controles que se sugieran.

¿Cómo puedo saber si ¡sufro de hipotiroidismo? Hay síntomas relacionados con este trastorno que advertirás y que son iguales para las mujeres que no están embarazadas:

  • Cansancio extremo.
  • Dificultad para soportar el frío.
  • Calambres musculares.
  • Estreñimiento grave.
  • Problemas de memoria o concentración.

Problemas en el embarazo

Hipertiroidismo

El hipertiroidismo en el embarazo generalmente lo causa la enfermedad de Graves y la tirotoxicosis transitoria del embarazo. Al contrario que en el hipotiroidismo, el hipertiroidismo supone un  exceso de la hormona tiroidea que podría perjudicar tanto la salud de la madre como la del bebé. Sin tratar puede causar:

  • Aborto espontáneo.
  • Nacimiento prematuro.
  • Bajo peso al nacer.
  • Preeclampsia: un aumento peligroso de la presión arterial al final del embarazo.
  • Crisis tiroidea: empeoramiento repentino y grave de los síntomas.
  • Insuficiencia cardiaca congestiva.

Si tiene hipertiroidismo leve durante el embarazo, probablemente no necesite tratamiento. Sin embargo de ser grave, el médico podría recetarte medicamentos antitiroideos, que hacen que la tiroides produzca menos hormona tiroidea.

Los síntomas dependerán de la gravedad del trastorno. Algunos podrían pasar desapercibidos al presentarse a menudo en el embarazo, entre ellos un ritmo cardiaco más rápido, cansancio y dificultad para soportar el calor. Sin embargo hay otros que lo delatarán como:

  • Latidos cardiacos rápidos e irregulares.
  • Temblor en las manos.
  • Adelgazamiento sin razón aparente o falta de aumento de peso durante el embarazo.

Tener problemas de tiroides no significa que no puedas tener un embarazo saludable. Sin embargo para que sea así y proteger la salud de su bebé será necesario llevar un control y si el médico lo considerase así tomar algún medicamento. La posibilidad de sufrir trastornos de la tiroides en el embarazo está ahí pero ¡puedes controlarlos!


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.