Transforma tu habitación con un plaid de cama nuevo

Plaid cama

Aquello a lo que durante años la hemos llamado mantita, manta del sofá, manta de viaje… eso es lo que actualmente se conoce como plaid. Una manta suave y ligera he hemos utilizado tradicionalmente en diferentes espacios de la casa como el salón, el dormitorio o el rincón de lectura para abrigarnos durante el invierno y transmitir sensación de calidez.

Versátil y relativamente económico, este accesorio textil se ha convertido en una fantástica herramienta para cambiar el look de una determinada habitación. En el dormitorio puodes utilizar el plaid de cama de diferentes formas con el fin de crear un ambiente acogedor, mas o menos relajado.

Los plaid tienen dos finalidades en el dormitorio. La primera es decorativa. A a los pies de la cama o recogidas en un cesto, aportan un aire acogedor al dormitorio. La segunda es una finalidad práctica; abrigarnos durante los días mas fríos mientras vemos la tele o leemos, por ejemplo.

Cama

Plaids según el tejido

Los plaid se encuentran en el mercado en una amplia gama de tejidos. Lana, mohair, algodón y chenilla son algunos de los mas populares. ¿Por cuál decantarse? Antes de hacerlo por uno u otro piensa cuál va a ser el uso que vas a darle, dónde vas a colocarlo y cuál encaja mejor con el resto de la decoración.  Apuesta por aquellos que aporten calidez y armonía a tu dormitorio.

  • Lana: Cálidas y con una buena capacidad aislante y térmica, con unas de las mas populares. Además de los confeccionados en lana común, encontrarás diseños de lana de alpaca, merino o cachemira. Estas últimas son las mas codiciadas pero también las mas caras.
  • Mohair: El mohair es la fibra procedente del pelo de la cabra de Angora. Es mas liviano que la lana, mas suave y posee un bonito brillo.
  • Algodón: Es transpirable, suave y liviano. No abriga tanto como la lana pero en lugares o épocas templadas es una muy buena opción.
  • Chenilla: La chenilla es un tejido afelpado de fibras de seda y lana muy vistoso. Los plaids confeccionados en este material son ligeros y encajan a la perfección en ambientes hippies y bohos. No abrigan tanto como los anteriores, lo que puede ser una ventaja en dormitorios cálidos.
  • Pelo: Este tipo de plaids van ligados a ambientes nórdicos. Aportan un toque cálido y acogedor allí donde se ubican.
  • Forro polar: Es un material sintético suave y cálido, pero menos resistente que el algodón.

¿Cómo colocarlo?

Con las pautas que hoy compartimos contigo podrás vestir tu dormitorio como un auténtico estilista. ¿Cómo? Utilizando plaids para incorporar contrastes de texturas y tonalidades que transformen el dormitorio. El mejor consejo para ello es partir de sábanas blancas y jugar con el color en colchas y plaids que contrasten con las anteriores. Además, te ayudará saber cómo colocar estos. ¿En los pies?, ¿en esquina? Todo dependerá del estilo que busques.

  • A los pies: Una de las alternativa mas clásicas es colocar el plaid a los pies de la cama, a lo largo, dejando que este caiga por los lados. Para conseguir el estilo clásico, elegante y cálido que esta versión aporta al dormitorio, tendrás que medir bien la anchura de la cama, la altura del canapé y pensar de cuanto te gustaría que fuera la caída. Solo así podrás comprar el plaid perfecto. Otra opción también clásica aunque mas informal es colocar el plaid en la misma posición pero en la parte central de la cama.

Plaid cama

  • En una esquina: “Dejar caer” el plaid sobre una de las esquinas de la cama es otra de las tendencias estilísticas con mayor protagonismo en las editoriales de diseño. Colócala en aquella esquina de los pies de la cama hacia sobre la que desees llamar la atención, ligeramente doblada en el centro. Sencillo, relajado y estiloso.

Plaid en esquina

  • Unos sobre otros: Colocar mas de un plaid de cama sobre la colcha es una fantástica manera de abrigar el dormitorio en invierno. Puedes colocarlos estirados unos encima de los otros, dejando que cada uno asome 15-30 cm. bajo el siguiente. O mejor aun, aprovecha que el estilo descuidado y desordenado es tendencia para dejarlos caer unos sobre otros sin aparente sentido. Sea cual sea la opción que elijas, elige plaids con distintas texturas, en colores complementarios o diferentes tonos de un mismo color.

Plaid cama

  • En un cesto: Coloca uno sobre la cama y deja que el resto descansen en cesto de mimbre o un banco de madera junto a los pies de la cama. Podrás echar mano de ellos si refresca y aportarán mucha calidez al dormitorio al combinarse estos con otros elementos naturales.

Invierte en un plaid y cambia la apariencia de tu dormitorio por muy poco. Hacerlo, como has podido comprobar, no puede ser mas sencillo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.