Tortitas de calabacín, zanahoria y mozzarella

Tortitas de calabacín, zanahoria y mozzarellaSi las verduras no son tu comida favorita, estas tortitas de calabacín, zanahoria y mozzarella quizás te hagan cambiar de idea. Se trata de unas tortitas de sabor y textura suaves, que junto a un rico queso se convierten en una autentica delicia… los niños las devorarán.

Además de deliciosas son muy saludables, elaboradas con ingredientes frescos. El calabacín es rico en vitaminas C y A, fibra, potasio, magnesio y antioxidantes. Las zanahorias son ricas en fructosa y en vitamina A sobre todo, aunque también contienen vitamina B9 y C.

Ingredientes:

(Para 5 tortitas pequeñas).

  • 1/2 calabacín.
  • 1 zanahoria.
  • 3 cucharadas de queso mozzarella rallado.
  • 1/4 cebolleta.
  • 1 huevo.
  • Pan rallado.
  • 1 cucharada de perejil pequeño.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta.

Preparación de las tortitas de calabacín, zanahoria y mozzarella:

Lavamos el calabacín y lo rallamos con la piel, con la ayuda de un rallador. Lo colocamos en un colador y lo dejamos escurrir para que suelte el exceso de líquido unos 20 minutos.

Por otro lado, rallamos la zanahoria, cortamos muy menuda la cebolla y picamos el perejil. Es recomendable que usemos perejil fresco, ya que le aportará un toque de frescura, aunque también podemos usarlo seco.

Cascamos el huevo en un recipiente amplio o bol y lo batimos, ahí es donde haremos la masa de las tortitas. Seguidamente, incorporamos el queso mozzarella, la cebolla picada, la zanahoria rallada y el calabacín ya escurrido. Mezclamos todo y condimentamos la mezcla con el perejil picado, sal y pimienta al gusto.

Dependiendo de como esté la mezcla de húmeda, que contenga más o menos líquidos, usaremos más cantidad de pan rallado o menos. Iremos agregando pan rallado poco a poco, mientras amasamos, hasta que consigamos una masa manipulable y que se despegue de las manos.

Vamos cogiendo porciones de masa con las manos y le damos forma de tortitas o hamburguesas. Es preferible que sean de pequeño tamaño, porque de este modo se cocinarán más rápido y será más fácil darles la vuelta e la sartén.

Calentamos a fuego medio un poco de aceite de oliva en una sartén. Cuando esté caliente, cocinamos nuestras tortitas de verduras, primero por una cara y luego por la otra. Cuando las saquemos, podemos colocarlas sobre un papel de cocina para que absorban el posible aceite sobrante. Posemos comerlas solas, con un poco de salsa de yogur o con lo que más nos guste.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *