Tonifica piernas y glúteos en casa con estos ejercicios

14340262656_4cb4c42c67_o

El deporte es una de las mejores actividades que puede realizar el ser humano, un ejercicio que ayuda a desestresarnos del día a día, a disfrutar de nuestro cuerpo, ver su evolución, nos permite conseguir un cuerpo más bonito y tonificado entre otras muchas cosas.

Hacer ejercicio es uno de los mejores hábitos que podemos tener, mejora nuestra salud poco a poco repercutiendo directamente en nuestra calidad de vida. Aunque en internet aparezcan miles y miles de dietas milagrosas, todas sabemos que parar perder grasa y tener el cuerpo de nuestros sueños, se requiere de esfuerzo y un poco de sacrificio.

 Para lograr nuestro peso equilibrado es acompañar nuestras sesiones de ejercicios en casa con una dieta sana y equilibrada, así el esfuerzo que estamos haciendo tendrá mejores resultados. Además, acompaña estas sesiones con 30 minutos de ejercicio cardiovascular, ya sea caminar, ir en bicicleta, correr o trotar.  

Pocas personas son las que mantienen una constancia con el deporte, nos motivamos cuando vemos que se acerca el verano y queremos vernos mejor, pero tan sólo hacemos deporte hasta que nos cansamos o nos aburrimos. Es una mala costumbre ponerse obstáculos para no ejercitarse con regularidad, decir que no se tiene tiempo o que no gustan los gimnasios.

A continuación, os dejamos unos ejercicios muy sencillos que si se hacen a diario en una media de media hora al día, verás que consigues un cuerpo diez en menos de lo que esperas.

Calentamiento

Primero adapta un poco el lugar donde realizarás las sesiones, un sitio amplio de tu casa donde puedas moverte sin problemas. Empieza a trotar moderadamente en un solo punto, como si se tratara de una marcha. Es muy importante que controles y mantengas una respiración controlada, tienes que activar tu cuerpo, no cansarte.

9625265138_c03c7fea6f_h

Trotar

Si tu casa lo permite, continúa el calentamiento con un trote ligero desplazando todo tu cuerpo, ves aumentando el ritmo paulatinamente. Mueve las piernas a mayor velocidad y no olvides mantener una respiración adecuada, de forma pausada y rítmica, inhalando y exhalando el aire de manera natural, sin sobrecargarse. Este ejercicio es ideal para trabajar cuádriceps y mejorar la capacidad cardiorespiratoria. Para empezar tus sesiones puedes estar cinco minutos trotando, y a lo largo que pasen los días puedes aumentar el tiempo.

Saltar a la comba

Este es uno de los ejercicios más completos que existe, continua la rutina con saltos a la comba. Si no tuvieses a mano una cuerda utiliza la imaginación y coloca los brazos a los lados del cuerpo y simula los saltos. Si tuvieses una cuerda, puedes utilizarla para facilitar el ejercicio. Con estos saltos fortalecerás y tonificarás las pantorrillas. Realiza de 20 a 30 saltos por rutina y ves aumentando la intensidad según pasen los días.

Sentadillas

Adopta una posición erguida, flexiona las rodillas y las caderas, coloca los pies paralelos y abiertos como el ancho de tus hombros, coloca las manos por detrás de la nuca y después empieza a bajar y a subir. Las rodillas siempre forman una línea recta con los talones, nunca están por delante porque puedes dañar las articulaciones. Tonificarás os glúteos, muslos y pantorrillas. 

3708790313_25263fd57d_b

Zancadas

Vamos subiendo el nivel cardíaco y vamos quemando más grasa gracias a las zancadas. Empieza separando los pies a la altura de los hombros y después lleva una de las piernas hacia atrás. La pierna de delante tiene que estar flexionada y la de atrás con el talón alto. Con ayuda de las manos, apóyate en la pierna delantera y empieza a subir y bajar. Si quieres, puedes coger una pesa con poco peso para que el ejercicio sea más productivo. Además, si cuentas con un pasillo en casa, puedes caminar flexionando las piernas una detrás de otra, bajando y subiendo con cuidado de no lastimarte.

Flexiones

Túmbate en el suelo, si cuentas con una colchoneta te resultará más cómodo, sino improvisa con una toalla. Apoya las rodillas en el suelo, cruza los pies y levanta los brazos. Debes procurar que el cuerpo quede en línea recta. Cuando estés en posición sube y baja con los brazos como si quisieras tocar el suelo. 

Bíceps

Para tonificar los brazos, lo ideal es que busques el apoyo de una silla. Siéntate con los brazos apoyados a los lados de la cadera, suspende el cuerpo en el aire con los brazos flexionados y los codos hacia atrás. Extiéndelos y repite varias veces la serie, evita que los glúteos rocen el suelo antes de volver a la posición inicial

No hay escusas que valgan cuando una se quiere poner en forma, con una rutina de media hora en casa en pocas semanas se consiguen resultados asombrosos. Tan sólo hay que buscar una motivación, ya sea el verse con un cuerpo tonificado, más ágil o por temas de salud. Estos ejercicios ayudan a sentirse mejor, cuando los realices a parte de estar quemando grasas y quemando calorías te sentirás realizada.


Categorías

Adelgazar, Salud

Pau Heidemeyer

Soy Paula, aunque no me importa que acorten mi nombre en Pau. Estudié comunicación audiovisual y estoy empezando a trazar un camino hacia un futuro... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *