Tomar el sol embarazada: ¿Sí o no?

Tomar el sol embarazada

¿Puedo tomar el sol embarazada? Es una de las preguntas más comunes por las futuras mamás. Por eso, nada como intentar despejar las dudas más frecuentes que siempre nos asaltan. Es por ello que ahora que estamos en pleno verano y queremos desconectar bajo el sol, todavía tenemos más dudas.

Es importante conocer los pros pero también los contra que el sol puede acarrearnos. Así que, es el momento de dejar claro si es aconsejable tomar el sol embarazada o por el contrario es preferible quedarnos a la sombra disfrutando de un agradable paisaje igualmente. ¡Te sacamos de dudas!

¿Qué pasa si tomo el sol estando embarazada?

Para contestar a esta pregunta diremos que pasar, no pasará nada. Pero es cierto que debemos extremar un poco las precauciones. El motivo es porque si ya de por sí, el estar al sol siempre tiene que ser prudente, en estado de gestación aún más. Sobre todo por los cambios hormonales que tenemos, quienes siempre pueden afectar a la piel y esta, estará mucho más sensible. Pero tomar el sol en sí mismo y por estar esperando un bebé no tiene que ser malo para ninguno de los dos.

Ir a la playa embarazada

Tomar el sol embarazada: Los mejores consejos

Ya sabemos que a grandes rasgos, no tiene por qué haber ningún tipo de problema. Pero sí es necesario que aún así, pongamos todo de nuestra parte para poder disfrutar de un verano y sin consecuencias negativas. ¿Cómo tomar el sol en el embarazo?

  • Usa crema de protección alta: Lo cierto es que aunque antes no la hayas usado tan alta, ahora sí es el momento. Incluso valores superiores de 50 son los aconsejados, o bien cremas específicas sobre todo para las zonas donde son propensas a las estrías como la propia barriga o los muslos, etc. Más que nada porque hablamos de una piel sensible y como tal, tiene que estar bien protegida.
  • No estés todo el rato al sol. Es decir, puedes estar paseando, en el agua o a la sombra también. Siempre es mejor que estar tumbada directamente y durante mucho tiempo.
  • Intenta evitar las horas centrales del día y tampoco se aconseja pasar mucho tiempo seguido bajo el sol. Esto es porque ya de por sí la temperatura de nuestro cuerpo suele aumentar en el embarazo. De ahí que evitaremos los golpes de calor que siempre pueden dar perjudiciales para nosotras y para los bebés.
  • Mantente hidratada siempre. Aunque no tengas mucha sed, bebe agua. Es la mejor manera de poder mantenernos frescas.
  • Recuerda que la cara también es otra de las zonas a proteger. Porque las manchas están esperando su salida si no aplicamos las cremas convenientes.
  • Intenta no tumbarte boca arriba: Este paso es más bien para la recta final del embarazo, aunque ya te darás cuenta porque la incomodidad la hará casi imposible. Eso de tumbarse boca arriba no te beneficia, debido a la circulación sanguínea. Pero sí puedes sentarte en una silla o hamaca semi-tumbada.

Consejos para tomar el sol embarazada

¿Puedo tomar el sol durante el embarazo?

La respuesta final a la pregunta es que sí puedes tomar el sol, ir a la playa y disfrutar del verano. Pero ojo, siempre con precaución. Siguiendo los consejos anteriores y es que, por un lado el sol es bueno para todo el mundo pero dentro de un límite. Absorberás vitamina D y esto hace que tus huesos salgan reforzados. Pero recuerda que también tiene su parte más negativa. Las manchas, los golpes de calor y hasta puede reducir los valores del ácido fólico que tan importante es en esta fase, sobre todo durante los primeros meses. Así que deja a un lado las largas jornadas tumbada al sol y alterna sol con sombra, más paseos, mucha agua y disfruta como te mereces del verano.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.