Tips para mantener la mampara de ducha limpia

Hoy en día las mamparas han sustituido en gran medida a las cortinas de ducha. Las mamparas evitan que el cuarto de baño se llene de agua cuando nos duchamos, facilitando la limpieza del mismo. Sin embargo, este elemento se enfrenta a dos problemas: la acumulación de residuos de cal y la aparición de moho.

Si queremos que la mampara de ducha luzca como el primer día será necesario crear unas rutinas de mantenimiento y hacer limpiezas regulares de la misma. Unos sencillos pasos que evitarán que la suciedad se acumule y que la imagen de nuestro cuarto de baño resulte antiestética.

Tras ducharnos los residuos de cal que se encuentran en el agua junto con los restos de jabón y otros químicos, se van adheriendo a la superficie de las mamparas haciendo que estas pierdan su brillo. Resulta antiestético como lo es también el moho, que mas allá de un problema de imagen puede provocar problemas de salud.

Evitar estos problemas en las mamparas de baño y mantenerlas limpias resulta sencillo. Solo tendrás que seguir estos 4 sencillos tips:

Aclara la mampara después de cada ducha

Tras utilizar la ducha aclara con agua caliente la mampara de ducha y si puedes, sécala después para evitar que se depositen restos que al acumularse resultarán antiestéticos.

Ventila el cuarto de baño

Un poco de aire fresco que descongestione la humedad concentrada tras una ducha, evitará la aparición de moho. Lo ideal es crear corriente, abriendo tanto la ventana como la puerta para que el aire circule y la ducha se seque.

Rocía la mampara con zumo de limón

El zumo de limón tiene cualidades antibacterianas y antisépticas  y te ayudará eliminar las bacterías que pueda haber en la ducha. Rocía la mampara una o dos veces por semana y evitarás futuros problemas. Otro desinfectante muy eficaz es el vinagre blanco, pues es antimicrobiano, pero su olor resulta menos agradable.

Limpia en profundidad la mampara de forma periódica.

Si eres formal y adoptas las rutinas anteriores, la periodicidad con la que tendrás que limpiar en profundidad la mampara será menor. Pero no es el único factor que influirá en la mayor o menos acumulación de cal; cuanto mas dura sea el agua en tu ciudad y mas alta sea la composición de minerales en el agua, mayor será dicha acumulación y mayor atención habrá que prestarle.

Aunque en el supermercado encontrarás numerosos productos específicos para limpiar las mamparas del baño, nuestro consejo es que utilices productos de andar por casa como el vinagre blanco, el bicarbonato o el amoniaco para realizar esta limpieza. Puedes hacerlo mezclando:

  • Una taza de vinagre blanco con dos cucharadas de bicarbonato de sodio
  • 2 partes de vinagre blanco y 2 partes de agua caliente.

Aplica la mezcla con un paño o un recipiente en spray. Después deja que actúen 20 minutos y frota con un paño para elimina los residuos. Pon especial atención a la perfilería de silicona y a las partes móviles rematadas con burletes de plástico; es donde aparece con mas frecuencia moho. Un cepillo de dientes suave puede ayudarte.

¿Seguiras nuestros consejos para mantener limpia tu mampara de ducha?


Categorías

Hogar

Maria Vazquez

Treintañera y con unos estudios dedicados al mundo de la ingeniería, son muchas las pasiones que ocupan mi tiempo. Tuve oportunidad de realizar... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *