Tipos de uñas: Uñas demasiado duras

uñas-fuertes

El cuarto tipo de uñas es más frecuente entre los hombres, aunque algunas mujeres también las tienen. Las uñas demasiado duras se deben fundamentalmente a un exceso de calcio, por lo que tampoco es un buen síntoma.

La uña por naturaleza debe ser flexible, y como hemos visto en las anteriores entregas, debe tener cierta dureza, pero un exceso de ella no es recomendable. En este tipo de uñas, el principal problema es que su limado o corte se hace casi una misión imposible, y en determinados casos hasta se debe de acudir hasta a un especialista para que corte o lime con tornos profesionales.

El exceso de calcio de estas uñas puede ser debido a una cuestión genética, es decir, que se tenga por naturaleza demasiado calcio o bien por una alimentación basada fundamentalmente en productos lácteos. El abuso de estos alimentos es perjudicial y su consumo excesivo hace que el cuerpo sufra un atrofiamiento en su asimilación, dando lugar a muy diversos síntomas.

Para solucionar el problema será fundamental acudir a un especialista  que nos ayude con una dieta equilibrada e incluso algún tratamiento. En algunos casos, puede perjudicar seriamente a la salud de la persona y es conveniente tomarse el tema muy en serio.

Si el endurecimiento no es muy severo, un tratamiento a tener en cuenta es el limado leve de las uñas, para ir rebajando un poco su grosor. Además de utilizar productos como el aceite, que las vayan ablandando para que pierdan un poco su dureza.

Como habéis ido viendo en las cuatro entregas, la uña mejorará en la mayoría de los casos con una correcta hidratación que debe de hacerse de forma continua para conseguir mejores resultados.

Más información – El aceite, nuestro aliado para unas uñas bonitas y fuertes

Fuentes – Hairdresser


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *