Tipos de radiadores para calentar el cuarto de baño

Picor después de la ducha

No solo nos gusta ducharnos con agua caliente en invierno, sino que nos gusta hacerlo con el baño templado. Por eso ahora que las temperaturas han bajado, tener un sistema de calefacción en la casa y concretamente en el cuarto de baño se vuelve imprescindible. Descubre los diferentes tipos de radiadores para calentar tu cuarto de baño, sus pros y contras.

Radiadores eléctricos, de agua caliente, calefactores y toalleros son algunas de las principales opciones y las mas populares para calentar el baño. En muchos, incluso llegan a combinarse algunas. Pero, ¿conoces las diferencias entre unos y otros sistema?

Radiadores eléctricos

Los radiadores eléctricos utilizan la corriente de energía para generar calor y repartirlo por la estancia en la que se colocan. La mayor diferencia con los sistemas de calefacción de gas o de agua caliente que veremos a continuación es que se controlan de manera individual.

Radiador eléctrico
Puede instalarse en cualquier momento y no es necesaria una gran inversión, mas allá del desembolso derivado de la compra de los propios radiadores. Otra de las ventajas es que se ponen en marcha cuando los necesitas y de forma individual, con independencia respecto al resto de radiadores.

Para calentar el baño es aconsejable, eso si, que el radiador eléctrico presente un aislamiento reforzado. Así se evitan posibles problemas y riesgos por estar instalados cerca de fuentes de agua. Calientan muy rápido y se enfrían de la misma forma e incorporan termostato para regular la temperatura.

Radiador de agua

Funcionan con gas natural o derivados y a diferencia de los eléctricos están interconectados entre sí mediante tuberías. Por ellas circula el agua ya caliente tras pasar por la caldera. No producen estos, por tanto, calor como los anteriores, solo lo emiten.

Ahora mismo son los mas indicados para calentar nuestros hogares y también los mas populares. Si compráis una vivienda nueva, los encontraréis ya instalados. Pueden adaptarse, además, a las nuevas tecnologías, calderas de condensación y las alternativas sostenibles como la aerotermia con el fin no solo de ahorrar sino de cuidar el medio ambiente.

Este tipo de radiadores necesitan una purga anual. En otoño, antes de encender la calefacción tendrás que vaciar el aire que haya podido entrar en la red de tubos para evitar que dificulte la entrada de agua caliente al circuito del radiador.

Radiadores toalleros

Los radiadores toalleros se han convertido en una gran aliado en el cuarto de baño. ¿Por qué? Porque nos permiten calentar el cuarto de baño y al mismo tiempo secar las toallas. Y en un cuarto de baño pequeño, suponen un ahorro despacio. Tienen actualmente, además, diseños muy atractivos y variados que facilitan su adaptación a cualquier espacio tenga este el estilo que tenga.

Radiador toallero
Pueden ser eléctricos o de agua por lo que tengas una instalación previa o no podrás incorporarlos al diseño de tu baño. Es preferible instalarlos contra los muros que dan al exterior o bajo las ventanas. Tendrás menos limitaciones con los de agua, ya que los eléctricos no podrás ponerlos muy cerca de una fuente de agua.

Calefactores

¿Quién no tiene un pequeño calefactor en su baño? Por el norte resultan imprescindibles para caldear el baño antes de meterse a la ducha. En general, se convierten en un gran sistema de apoyo o complemento en climas fríos en momentos concretos.

Son, generalmente, baratos pero requieren un gran consumo eléctrico por lo que no compensa calentar con ellos unas estancia durante periodos prolongados. Los calefactores termo ventiladores, ligeros y fácilmente transportables, son entre los diferentes tipos los mas populares en nuestros baños. Y es que aunque puedan ser algo ruidosos proporcionan calor con rapidez.

¿Sabes que con un calefactor de 1.000W puedes calentar rápidamente 10 metros cuadrados? Recuerda, sin embargo, que si apuestas por un termo ventilador no resultará conveniente utilizarlo muchas horas seguidas. Además, en el cuarto de baño tendrás que asegurarte de el modelo que esté debidamente aislado y de secarte bien las manos antes de enchufarlo y desenchufarlo.

¿Cómo calientas tu cuarto de baño? ¿Eres de las que cómo nosotras nunca te olvidas de poner el calefactor un par de minutos antes de darte una ducha?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.