Mostaza, propiedades y beneficios

 

Puede que no se consuma tanta cantidad de mostaza como de ketchup y mayonesa, las dos salsas protagonistas de las hamburguesas. Existen pocos amantes de la mostaza por esta razón, queremos que este número aumente, ya que es un alimento muy saludable y beneficioso.

Sus beneficios se encuentran tanto en las semillas como en las hojas de la planta. Estas últimas tienen fibra dietética y son una fuente rica de vitaminas K, A, C y E entre otros que comentaremos a continuación. Queremos que conozcas cuáles son sus propiedades y beneficios que puede otorgarnos esta planta. Una planta que a partir de ella se elabora la rica mostaza.

Beneficios medicinales de la mostaza

La mostaza es una hierba a la cual se le ha otorgado muchas cualidades medicinales. A continuación te contamos cuáles son las más relevantes:

  • Es un poderoso laxante natural. La variedad que posee la semilla blanca es más suave que la semilla negra.
  • Las semillas blancas son una rica fuente de aceite vegetal, proteínas y diversos minerales, como es el potasio, calcio y magnesio que ayudan a tratar la hipotensión o la tensión baja.
  • Aumenta la presión arterial y estimula la circulación sanguínea, desinflama así los tejidos.
  • Se utiliza para tratar dolores de cabeza, síntomas del resfriado común y la tos.
  • Consumir diariamente una cucharada de semillas dos veces al día ayuda a tratar el estreñimiento.
  • Trata los problemas respiratorios como el asma.
  • La mostaza estimula el apetito. Se puede mezclar una cucharada de semillas de mostaza negra con leche, una bebida ideal para tomar 15 minutos antes de cada comida.
  • Por otro lado, mejora los tratamientos de enfermedades reumáticas, como la artrosis, artritis o gota.
  • Ayuda a disminuir el dolor y la inflamación de las zonas afectadas.
  • El consumo regular de mostaza puede ser útil para mantener a raya distintos tipos de cáncer como el de mama, colon, ovario, próstata o el crecimiento de células tumorales.

Beneficios de las hojas de la mostaza

La mostaza se divide en dos partes importantes si contamos por un lado sus hojas y por otra parte sus semillas. Primero nos centraremos en las mejores cualidades de sus hojas.

  • Es un alimento desintoxicante. Contiene glucosinolatos, un compuesto que protege el hígado y ayuda a mejorar su rendimiento.
  • La clorofila de las hojas también eliminan toxinas del torrente sanguíneo, neutraliza los metales pesados, productos químicos y plaguicidas que pueden llegar a nuestro organismo.
  • Reduce el colesterol en sangre. La hoja de mostaza mejora la producción de bilis y lo que utiliza es el colesterol circulante. Esto ayuda además a disminuir el riesgo de padecer enfermedades cardíacas.
  • Ayuda a combatir la osteoporosis. Aporta gran cantidad de vitamina K, por lo que nuestro organismo estará libre de coágulos, mineralización ósea o calcificación de huesos en zonas que no debería haber calcio.

Beneficios de las semillas de mostaza

La mostaza es una fuente de multitud de nutrientes, se incluyen el calcio, hierro, magnesio, zinc, colina, omega 3, selenio, fitoesteroles y fibra. 

El selenio es el encargado de mantener un buen metabolismo y un buen funcionamiento de la tiroides, además, sus glucosinolatos, curcumina o los isotiocinatos nos protegen contra el cáncer.

  • Mejora la digestión produciendo más cantidad de saliva.
  • Previene algunos tipos de cáncer, como el de colon o estómago.
  • Regula la tiroides. 
  • Es un antiinflamatorio natural.
  • Alivia el dolor muscular y articular.
  • Previene de resfriados y la gripe.
  • Mejora nuestra visión ocular. 
  • Evita que tengamos estreñimiento, ya que su contenido en fibras y mucílagos mejoran el tránsito intestinal. 

Mostaza en casa

Si deseas hacer mostaza tipo Dijon en casa es tan sencillo como conseguir unas semillas y un poco de vinagre o vino.

Remoja las semillas en agua con un poco de vino o vinagre hasta que estén bien reblandecidas. Pásalas por un procesador de alimentos, tritura hasta conseguir una salsa parecida a la que se compra en el supermercado. Puedes aderezarla si gustas con tomillo, estragón, pimienta, pimentón. Deja volar tu imaginación y haz varios tipos de mostaza caseras.

Por otro lado, las hojas de la mostaza también se pueden consumir de diferentes maneras. Puedes freirlas o hacerlas al vapor, sazonándolas al gusto. Por otro lado, también puedes hacer una decocción y consumirla en forma de infusión.

La mostaza puede ir muy bien con carnes, pescados o para aliños de ensaladas o verduras.

Contraindicaciones

El abuso del consumo de mostaza puede provocar a la larga irritación y sangrado en el estómago. Por esta razón se tiene que consumir con moderación. A parte su sabor suele estar vinculado al vinagre, por lo que tampoco es fácil de consumir, a parte de que otras variedades son picantes.

Se aconseja utilizar la mostaza un máximo de dos veces a la semana para no causarnos daños y aun así mejorar nuestro estado de salud y beneficiarnos de todas sus propiedades medicinales.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *