Tipos de colirio y cómo utilizarlos

Nuestros ojos, como cualquier parte de nuestro cuerpo puede sufrir daños y ciertas enfermedades, por ello, tenemos que ser conscientes de cómo tenemos que tratarlos para mejorar y no dañarlos más. 

Existen muchos tipos de colirios que tratan diversas dolencias, o ayudan en determinados momentos al ojo según se precise. Suele ser el globo ocular el que más sufre y se trata con el colirio.

lentes ópticas

El colirio, ¿qué es?

El ojo es una de las partes más sensibles de nuestro cuerpo, por esa razón el globo ocular no puede tratarse con cualquier producto ya que es muy susceptible de irritación y escozor.

El producto que mejor se adapta es el colirio, una medicación que se presenta en forma líquida, por lo que así se puede aplicar mejor los cuales siempre se encuentran humedecidos.

El colirio ayuda a que no estén resecos y a la vez, se absorbe por ahí el medicamento permitiendo que el ojo se recupere con mayor rapidez.

Es importante que el colirio se utilice como indica el fabricante, el farmacéutico y el médico. Así como no abusar de este producto sin antes consultarlo a un profesional. Ya que un uso desmesurado o una mala práctica podría tener efectos indeseados.

En las mismas farmacéuticas clasifican los tipos de colirios cambiando el color del tapón. De esta manera no hay confusión.

  • Tapón amarillo: propiedades anestésicas. 
  • Tapón rojo: dilatación de la pupila. 
  • Tapón verde: contracción de la pupila. 
  • Tapón blanco: líquido para limpiar las lentes de contacto. Que si no se incluye medicación o no lo indica, no serviría para tratar los ojos.

Tipos de colirios

Puede ser abrumador buscar el colirio que se nos ajuste a nuestro problema ya que en el mercado encontramos multitud de ellos. Hay algunos que se pueden comprar sin prescripción médica y otros solamente con ella.

Las gotas para lubricar los ojos secos o evitar las rojeces se pueden adquirir sin receta. Suelen venir en paquetes pequeños y suelen ser de uso único, usar y tirar. Así se evita el abuso, puesto que tampoco es saludable aplicarse mucha lubricación.

Los colirios que van con prescripción médica son los que tienen en sus componentes ciertos antibióticos, por ejemplo, los que se prescriben cuando se tiene conjuntivitis.

Colirios antiinflamatorios y los que tratan los ojos en época de alergias. Éste tipo son bastante fuertes por lo que hay que seguir las indicaciones de la farmacéutica.

Por otro lado, encontramos colirios que se utilizan para tratar el glaucoma, ayudan a que la enfermedad esté más controlada ya que podemos tener la visión afectada. Este tipo de colirio siempre será mandado por el óptico, porque es el que determina cómo se encuentra la salud ocular y de igual modo indicará su uso.

Por último, encontramos colirios que se utilizan para humedecer los ojos después de un postoperatorio o cualquier enfermedad que haya afectado a los globos oculares. Tenemos que saber diferenciarlos, porque aunque la palabra genérica es colirio existen muchos tipos.

ojos de colores

Qué es el ojo seco

Puede que te haya surgido la duda después de ver tantos tipos de colirio y el problema de la sequedad ocular. Te contamos qué es el ojo seco, cómo aparece y cómo lo podemos tratar.

Tener sequedad ocular puede deberse a que no se producen suficientes lágrimas, que son las encargadas de humedecer la superficie con ayuda de los párpados.

Causas del ojo seco

  • 75% de los usuarios de lentillas sufren sequedad en los ojos en algún momento.
  • Calefacción central o el aire acondicionado.
  • No parpadear lo suficiente. Hay ocasiones en las que estamos concentrados delante de una pantalla de televisión, monitor de ordenador o móvil que hacen que se reduzcan los parpadeos incosncientemente.
  • El paso de los años. Envejecer hace que produzcamos menos lágrimas.
  • Algunos medicamentos pueden ocasionar sequedad ocular como síntoma secundario.

hombre llorando

Síntomas del ojo seco

  • Ojos secos, irritados y molestos.
  • Sensación arenosa y de ardor al parpadear. 
  • Afecta a los dos a la vez, aunque la visión no empeora.
  • El ojo seco si no se trata empeora según avanza el día. 

Consejos a seguir

  • Beber mucha cantidad de agua. Esto ayuda a mantener el cuerpo hidratado.
  • Si trabajas con un ordenador debes hacer descansos regulares para despejar la vista.
  • Evita estar cerca del aire acondicionado o de la calefacción.
  • Trata de mantener tu sitio de ocio, trabajo o descanso bien ventilado.
  • Si utilizas lentillas, intenta usar un colirio común para hidratarlos.
  • Si te sientes con molestias, aplica una compresa caliente sobre los ojos para estimular los conductos lagrimales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *