Tipos de calefactores eléctricos para calentar las habitaciones

Calefactores eléctricos portátiles

Los meteorólogos han anunciado para esta semana la caída de las temperaturas.  Quienes aun no hemos encendido la calefacción probablemente tendremos que hacerlo esta semana. Y quienes no tengan calefacción encontrarán en las estufas y calefactores eléctricos una solución para calentar las habitaciones.

Las estufas y calefactores eléctricos son un gran aliado para todos aquellos que no disponen de calefacción. Permiten calentar las habitaciones de forma mas o menos rápida y sin gastar demasiado dinero. No al menos en su compra, porque estos calefactores hacen crecer la temperatura de una habitación tan rápido como la factura eléctrica.

Ventajas e inconvenientes

Ligeros, fáciles de transportar, económicos… los calefactores eléctricos lo tienen todo para convertirse en grandes aliados en el hogar. Tienen la capacidad de calentarnos y/o calentar las habitaciones rápidamente, pero no son estas sus únicas ventajas.

Calefactores eléctricos

  • Son portátiles, fáciles de transportar y trasladar por las diferentes estancias.
  • Se calientan rápidamente. Permiten calentar espacios pequeños casi al instante.
  • Sirven como apoyo de estancias grandes combinados con otros sistemas de calefacción cuando el frío es extremo.
  • Son perfectos para combatir el frío en regiones con un clima templado en las que no son imprescindibles grandes inversiones de calefacción.
  • Su mantenimiento es sencillo.

Las ventajas son mas numerosas que sus inconvenientes si sabemos escoger el calefactor adecuado. Sin embargo, el gasto energético que conllevan puede ser un inconveniente si necesitamos utilizarlos a diario y durante largos periodos de tiempo durante el invierno.

Tipos de calefactores eléctricos

Puede resultar difícil escoger el calefactor adecuado. Los hay de diferentes tipos y  podemos no todos sirven para todas las habitaciones. En Bezzia te ayudamos con algunos conceptos para que puedas elegir un modelo que cumpla con su cometido de la manera más eficaz.

Calefactor de aire o termoventilador

Los calefactores de aire son calefactores eléctricos que se ayudan de un sistema de ventilación para repartir el aire caliente producido. Son muy prácticos cuando se desea calentar un espacio pequeño en poco tiempo, pero acarrean un importante consumo eléctrico. Los encontrarás con resistencia eléctrica y cerámicos.

  • Con resistencia eléctrica. Utilizan una resistencia eléctrica para calentar el material del que están compuestos, del que dependerá la menor o mayor inercia térmica.
  • Cerámicos. Incluyen una resistencia cerámica que retiene mejor el calor y ayuda a que se consuma menos energía. Resecan menos el ambiente, ya que necesitan menos oxígeno para emitir la misma cantidad de calor y son mas duraderos.
Calefactor de ire

1. Instant Comfort Compact 2000W de Rowenta 2. Warmic – Calefactor Cerámico 1500W de Ikohs

Convector eléctrico

Los convectores son aparatos eléctricos que calientan directamente el aire que pasa a través de unas resistencias que se calientan utilizando la corriente eléctrica. Les cuesta más tiempo calentar una habitación ya que su sistema no dispone de ventilación forzada, pero pueden utilizarse  durante horas la incorporar la mayoría de modelos un dispositivo que protege al aparato del sobrecalentamiento.

Convector eléctrico

1. EVERWARM GPH1500 Wifi de Ikohs 2. Delonghi 0113128401 2000 w blanco

Adecuados para calentar dormitorios, no es aconsejable su utilización en baños. Y debe tenerse cuidado con los niños ya que es fácil quemarse cuando están en pleno rendimiento ya que el revestimiento normalmente metálico alcanza altas temperaturas.

Estufas halógenas

A diferencia de las opciones anteriores, las estufas halógenas no calientan el aire a su alrededor sino que calientan los objetos cercanos de forma directa. Son muy prácticos si nuestro deseo es calentarnos cuando estamos sentados en el sofá, pero no tanto si queremos calentar el aire de la habitación. Alguno de los beneficios de este tipo de sistemas es que el aire no circula continuamente, por lo que no reseca tanto el ambiente ni levanta polvo.

1. Olimpia Splendid 99545 Solaria Evo 1200W, 2. Delonghi Radia S 1500 w gris

Radiadores de aceite

Los radiadiadores de aceite son metálicos y están rellenos de un aceite que se caliente mediante resistencia eléctrica. Pueden usarse durante muchas horas, son silenciosos y emiten un calor uniforme. Sin embargo, tardan mas en calentar la habitación y son mas pesado (aunque suele llevar ruedas para desplazarlo) que el resto de opciones.

Un calefactor para cada estancia

No todos los calefactores sirven para todas las habitaciones. Y aunque ya hemos citado entre las características los usos habituales de cada tipo, queremos remarcar cuáles son en general los calefactores mas apropiados para la habitación, el baño y otros espacios.

  • Habitación. Para una estancia de en torno a los 10 m2, un termoconvector o un calefactor cerámico si deseamos calentar la estancia una media hora antes de irnos a la cama.
  • Baño o cocina. Para estancias con altos índices de humedad, lo ideal es un calefactor de aire específico para zonas húmedas con protección al goteo de agua.
  • Salón. Un termoconvector o radiador de aceite para mantener caliente la habitación o una estufa halógena para calentarte en el sofá y como apoyo de otros sistemas.
  • Garajes y sotanos. Un sistema de aire forzado con protección contra heladas para momentos puntuales.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.