¿Tienes hambre a todas horas? Estas son las razones

hambre a todas horas

Pueden ser muchas las causas o razones de tener hambre a todas horas. Por eso, no está de más consultarlo porque no siempre podemos acertar con lo que nos ocurre. Ya que todas estas razones tienen un origen de tipo emocional. A veces simplemente con cambiar algunos de los hábitos más comunes, conseguiremos sentirnos mucho mejor.

Tener hambre es algo de lo más habitual, pero cuando esta sensación se intensifica más veces de las habituales y después de haber comido, entonces sí que algo está fallando. Pero todo puede venir de tu propia alimentación, que quizás no estás cubriendo tus necesidades nutricionales. ¡Ahora lo veremos con detenimiento!

¿Tienes hambre a todas horas? Quizás es porque bebes poca agua

A veces no es hambre realmente, es sed. Parece un poco contradictorio pero realmente sí que puede deberse a que tu cuerpo necesita más hidratación de la que le estás dando. Esto es debido a que la parte del cerebro que se encarga de regular la sensación de hambre, también es la misma que se encarga de la sed. Por lo que las señales pueden ser confusa y de ahí que ante todo, debemos beber más agua durante el todo el día y comprobar si realmente la sensación de hambre ya no es tan intensa.

Beber agua contra la sed

Consumes más hidratos de carbono

Ojo, hay que consumirlos, pero siempre hay que llevar una dieta más equilibrada. Es decir que no es mejor no abusar de ellos y sí de otras fuentes como las verduras y las proteínas. Así que, si tu dieta se basa en esas calorías vacías que nos dan los productos que llevan azúcares refinados, es normal que tengas hambre a todas horas. Porque realmente no te estás alimentando de la manera correcto y es lógico que tu cuerpo pida más alimentos pero saludables y que le llenen, para cubrir todas las bases nutricionales.

Estamos en una época de más ansiedad

Puede aparecer cuando menos lo esperamos y es que la ansiedad también llama a nuestra puerta cuando no estamos pasando por un buen momento. Ese estado de nerviosismo se va acumulando hasta que un día sale a la luz. Quizás porque has dejado de fumar o porque estás atravesando un período de crisis en tu vida personal o profesional. De manera que ahogamos las penas con comida, aunque en la mayoría delas veces no se trata de comida saludable. Es algo para lo que tendremos que pedir ayuda, intentar solucionar el problema y amigarnos de nuevo con la comida.

El hambre se relaciona con el insomnio

No dormimos mucho

Siempre lo hemos escuchado y es una gran verdad: dormir poco hace que tengamos más hambre. Porque en este caso también hay que hablar de las hormonas que son las causantes de dicha sensación. Al no tener descanso, algunas se activan más de la cuenta y nos provocan la sensación de tener que comer más. Así que, nada como intentar dormir unas 7 u 8 horas. Para ello, debemos relajar el cuerpo con la práctica de ejercicio o de opciones como la meditación, si te cuesta dormir.

El aburrimiento

Eso de estar ante las redes sociales o la televisión y tener hambre es todo uno. Entonces, si lo pensamos bien, no se trata de hambre física sino más bien emocional. En ese momento, con un vaso de agua o con un puñado de frutos secos podemos hacer que nuestro momento no nos salga tan mal. Porque si nos dejamos llevar seguro que las manos y nuestro cerebro se van a los dulces, helados y similares. De manera que como vemos, no siempre es hambre realmente sino esa sensación de tener que hacer algo por aburrimiento.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.