Termoterapia en fisioterapia

termoterapia fisioterapia, aparato de calor para el dolor

La termoterapia [terapia de calor o calor terapéutico] es la aplicación de calor al cuerpo para aliviar el dolor. Aporta temperaturas más altas en los tejidos superficiales, lo que ayuda al proceso de curación en algunas afecciones.

Se utiliza principalmente para controlar el dolor, aumentar la circulación, aumentar la extensibilidad de los tejidos blandos y acelerar la curación en el lado de la rehabilitación.

¿En la termoterapia se usa frío o calor?

Se puede usar tanto calor como frío, veamos en qué se diferencian:

Calor:

Al aumentar la temperatura de la piel/tejidos blandos, el flujo sanguíneo aumenta por vasodilatación (dilatación de los vasos sanguíneos en el área), lo que a su vez aumenta la captación de oxígeno y acelera la cicatrización del tejido.

Frío:

  • Al disminuir la temperatura de la piel/tejidos blandos, el flujo sanguíneo disminuye por vasoconstricción (constricción de los vasos sanguíneos), lo que hace que disminuya el metabolismo tisular, la inflamación y la velocidad de conducción nerviosa.
  • Si se deja la compresa fría por más de 10 minutos, se produce vasodilatación y esto evitará el daño hipóxico (muerte celular), conocido como reflejo de caza.

Lo más habitual es el uso del calor. El agente de calentamiento más común utilizado en rehabilitación es una compresa caliente. Los paquetes calientes transfieren su energía térmica al cuerpo por conducción. El calor superficial suele producir una elevación de la temperatura en los tejidos subyacentes a una profundidad de hasta 1 cm.

beneficios de la termoterapia

¿Es mejor el calor húmedo o seco?

Hay 2 tipos diferentes de calor, húmedo o seco. Un calor seco tiende a actuar más en la superficie de la piel mientras que un calor húmedo penetrará más profundamente para mejorar los efectos terapéuticos. La forma más común de aplicación de calor en rehabilitación es el uso de compresas calientes húmedas (compresas Hydrocollator).

El tejido adiposo actúa como una capa aislante, lo que disminuye la profundidad del calor. Las compresas calientes comerciales son lonas, generalmente llenas de una sustancia hidrófila, que se sumerge en 170 0 F (77 0C) de agua en un calentador controlado termostáticamente.

Los paquetes pueden retener el calor hasta 30 minutos. Con calor superficial, aumenta el metabolismo local y se produce vasodilatación local con hiperemia. La vasoconstricción inicial se produce en capas profundas de tejido, seguida de vasodilatación. Las compresas calientes también promueven la relajación muscular y la sedación de las terminaciones nerviosas sensoriales.

Efectos de la termoterapia

El objetivo de la termoterapia es alterar la temperatura del tejido del área objetivo para inducir una respuesta biológica deseada. El aumento de la temperatura de la piel/tejido blando conduce a:

  • Aumento del flujo sanguíneo por vasodilatación.
  • Mayor absorción de oxígeno aumentando así la cicatrización de los tejidos.
  • Incremento en la tasa metabólica,
  • Más extensibilidad del tejido,

compresas de termoterapia

¿Cómo se puede aplicar la termoterapia?

El calentamiento de los tejidos se puede lograr utilizando compresas calientes, baños de cera, toallas, pantallas solares, saunas, envolturas térmicas, baños de vapor/habitaciones. También podemos conseguir calentar tejidos más profundos mediante Electroterapia (Ultrasonidos).

La temperatura debe ser agradable y no debe causar quemaduras. El ejercicio en agua tibia es un tratamiento eficaz para aliviar el dolor en pacientes con problemas neurológicos y musculoesqueléticos. El calor mejora el flujo sanguíneo y la relajación muscular y también alivia el dolor al reducir el edema periférico.

¿Para qué dolencias se puede usar la termoterapia?

  • Artrosis.
  • Esguinces.
  • Tendinitis.
  •  Calentamiento de músculos o tejidos rígidos antes de realizar una actividad.
  •  Alivio del dolor o espasmos relacionados con lesiones en el cuello o la espalda, incluida la zona lumbar, afecciones inflamatorias y traumáticas subagudas o crónicas.
  •  Precalentamiento antes de la estimulación eléctrica.

Contraindicaciones de la termoterapia

  • Lesión reciente.
  • Heridas abiertas.
  • Condiciones de inflamación aguda.
  • Si has notado fiebre.
  • Metástasis de neoplasias.
  • Zonas de sangrado activo.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Paciente que ha recibido radioterapia en el tejido.
  • Enfermedad vascular periférica.
  •  Si la piel está caliente, roja o inflamada o si el área está adormecida.
  • Personas con neuropatía diabética u otra afección que reduzca la sensación de calor. Puede ser difícil saber cuándo el calor es excesivo en estos casos.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.