Terapia grupal para adolescentes, ¿es buena idea?

La adolescencia es una etapa difícil para muchos adolescentes que están pasando por momentos difíciles. Las adversidades de la vida junto con las etapas de la adolescencia con sus características, puede hacer que incluso el adolescente más fuerte se derrumbe y necesite no solo orientación de sus padres si no también profesional. En esta edad la influencia de los iguales es bastante importante.

En este sentido, si un adolescente necesita terapia con un profesional de la psicología para ayudarle a equilibrar sus emociones y a que se sienta mejor consigo mismo y con su entorno, es posible que también se puede beneficiar de la terapia grupal. En última instancia, el hacer la terapia grupal o no lo decidirá el profesional dependiendo de las características personales del adolescente. Pero si, por algún motivo a tu hijo adolescente el terapeuta le aconseja hacer terapia grupal, es buena idea que podáis saber cuáles son sus ventajas.

La efectividad d ela terapia grupal

La terapia grupal puede ser muy efectiva, especialmente en ciertas situaciones. Los estudios han demostrado que la terapia grupal puede ser una opción de tratamiento efectiva para la depresión y el estrés traumático… en cualquier edad, también para los adolescentes.

También es buena idea para tratar problemas mentales más severos como por ejemplo: trastorno de pánico, trastorno bipolar, trastorno obsesivo compulsivo, fobia social y abuso de sustancias.

Razones por las que ir a terapia grupal

Las principales ventajas de la terapia grupal para los adolescentes (y personas de cualquier edad) incluye:

  • La terapia grupal permite que las personas reciban el apoyo y el aliento de los otros miembros del grupo. Las personas que participan en el grupo pueden ver que otros están pasando por lo mismo, lo que puede ayudarles a sentirse menos solos.
  • Los miembros del grupo pueden servir como modelos a seguir para otros miembros del grupo. Al observar a alguien está teniendo éxito con un problema, otros miembros del grupo pueden ver que hay esperanza de recuperación. A medida que progresa cada persona, puede, a su vez, servir como modelo y figura de apoyo para los demás. Esto puede ayudar a fomentar sentimientos de éxito y logro también para los adolescentes.
  • La terapia grupal a menudo es muy económica. En lugar de centrarse solo en un cliente a la vez, el terapeuta puede dedicar su tiempo a un grupo mucho más grande de personas.
  • La terapia grupal ofrece un refugio seguro. El entorno permite a las personas practicar comportamientos y acciones dentro de la seguridad del grupo.
  • Al trabajar en grupo, el terapeuta puede ver de primera mano cómo cada persona responde a otras personas y se comporta en situaciones sociales. Al usar esta información, el terapeuta puede proporcionar retroalimentación valiosa a cada cliente.

Todo esto es beneficioso para un adolescente que necesita apoyo psicológico pero que al mismo tiempo puede y debe beneficiarse con el contacto con otras personas. La terapia grupal es sin duda un buen recurso para los adolescentes, incluso para aquellos que son más introvertidos o que tienen problemas sociales.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.