¿Te quieres disculpar con tus hijos por divorciarte?

Es normal que sientas cierto remordimiento por divorciarte, pero no por tu ex, si no por tus hijos. Pero si agrandas ese arrepentimiento es posible que se agrave el daño a tus hijos. Si quieres disculparte con tus hijos, hazlo pero de forma sincera y corta. No te excedas en disculpas porque no has hecho nada malo, has hecho lo que creías mejor para todos, también para tus hijos.

Las disculpas repetidas mantienen fresco todo el episodio y eso niega a los niños el tiempo y el espacio para superar sus pasos en falso específicamente, y el divorcio en general. Además, recordar constantemente a los niños tus errores te restará credibilidad como padre o madre, esto también afecta a la crianza de tus hijos.

El objetivo de disculparte al divorciarte

El objetivo de la disculpa no es hacerte sentir mejor; es para transmitirles a tus hijos que te das cuenta que te equivocaste, que entiendes que es probable que los haya lastimado, y lo lamentas por eso. Por lo tanto, no entres en las disculpas para que tus hijos sean quien tiene que absolverte de tus culpas. No es tu trabajo desahogarte y menos con ellos, es tu trabajo reconocer la carga que les pones. Tienen derecho a su propia reacción ante lo que tienes que decir, y es posible que necesiten tu abrazo antes que otra cosa.

No se trata de tu ex

No culpes a tu ex, no. Nadie debe tener la culpa de esto, es una decisión tomada conjuntamente independientemente de lo que sucedió. Si se ha decidido es porque se piensa que es lo mejor para todos. Si comienza como una disculpa pero terminas como un ataque contra el otro padre, eso no es una disculpa. El premio por una apología no es porque le debes a tus hijos otra disculpa más. Es un círculo vicioso, especialmente para sus hijos. Si no puedes disculparte sin que de alguna manera le ataques a tu ex, entonces no lo intentes, porque no estás listo.

No desnudes tu alma

Lo último que necesitan tus hijos es saber información detallada sobre los hechos o el divorcio. Puedes disculparte por cómo se sienten pero hazles ver que es lo mejor para todos. Puedes decirles que sabes que el divorcio fue duro para ellos y que sientes que hayan tenido que pasar por eso.

Lo importante es transmitir cómo te sientes sin entrar en detalles. Pero no les hagas revivir los malos pensamientos y sentimientos una y otra vez. Si realmente quieres disculparte deberás estar preparado/a para ello, de forma sincera y breve y después, no vuelvas a hablar del tema a no ser que tus hijos necesiten hacerlo.

El divorcio es una transición difícil para todos, en este sentido, será primordial que tus hijos sepan que ellos no tienen la culpa de nada y que se les quiere exactamente igual. No cambiéis demasiado sus rutinas y hacedle saber cómo será su vida exactamente desde el momento de la separación.


Categorías

Educar hijos, Madres

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.