Tarta de queso y dulce de leche sin horno

No todo va a ser salado, el cuerpo a veces pide dulce, ¿verdad?. Esta tarta de queso y dulce de leche viene genial para esos momentos golosos y además es fantástica para compartirla con la familia.

Es muy sencilla de preparar, no necesita horno, no lleva conservantes y los ingredientes son comunes y asequibles. Como puedes ver, existen pocas excusas para no probarla y disfrutar de tus momentos más dulces.

Ingredientes:

(Para un molde de 18 centímetros de diámetro).

Para la tarta:

  • 430 gr. de dulce de leche.
  • 500 ml. de nata liquida (para montar).
  • 500 ml. de leche.
  • 200 gr. de queso crema.
  • 3 sobres de cuajada.
  • Una cucharada rasa de azúcar.

Para la base:

  • 100 gr. de galletas María.
  • 40 gr. de mantequilla.

Preparación de la tarta de queso y dulce de leche:

Lo primero que vamos a preparar es la base. Para ello, fundimos la mantequilla al fuego o en el microondas. Trituramos las galletas con un robot de cocina, rodillo o mortero y mezclamos con la mantequilla fundida hasta formar una pasta. Cubrimos la base del molde con esta mezcla bien distribuida y lo introducimos en la nevera.

Ponemos a calentar una cacerola con la nata, el azúcar y la mitad de la leche, es decir 250 ml., hasta que rompa a hervir. Por otro lado, disolvemos los sobres de cuajada en el resto de la leche fría que tenemos, removiendo hasta que no queden grumos.

Incorporamos al contenido caliente de la cacerola la leche con la cuajada, el dulce de leche y el queso crema. Mezclamos con unas varillas hasta que todos los ingredientes queden bien integrados. A continuación, seguimos calentando a fuego medio 5 minutos más.

Retiramos del fuego y pasamos la mezcla por la batidora, para conseguir una textura lisa y sin grumos. Vertemos nuestra masa de tarta en el molde de la nevera, sobre la base de galletas. Dejamos que se enfríe a temperatura ambiente y volvemos a introducir el molde en la nevera posteriormente. La tarta tarda en cuajar alrededor de unas 4 horas como mínimo.

Una vez cuajada ya podemos desmoldar y servir la tarta. Podemos decorarla con virutas de chocolate, con almendras crujientes caramelizadas o bien, regarla con un poco de dulce de leche por encima.

 


Categorías

Postres, Recetas

Eva Cornejo

Nací en Málaga, donde crecí y estudié, pero actualmente vivo en Valencia. Soy diseñadora gráfica de profesión, aunque mi pasión por la cocina... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *