Tarta María Luisa

La Tarta María Luisa tiene su origen en Asturias. Forma parte del legado gastronómico de María Luisa, la matriarca de los Loya, una familia que se ha dedicado durante tres generaciones a la cocina, convirtiéndose en toda una referencia de la cocina asturiana. Fácil y deliciosa, asi que es la tarta que hoy os proponemos en Bezzia.

La tarta María Luisa está compuesta por tres capas: una base de galleta, un relleno de yema, leche condensada y limón y una cobertura de merengue. Su elaboración es sencilla y el resultado excelente. La hemos preparado en un molde pequeño de 15 cm; si queréis hacerlo en uno de 24 no tenéis mas que doblar las cantidades.

Tiempo: 50 min
Dificultad: Fácil
Raciones: 8

Ingredientes

  • 1 paquete de galletas María
  • 75g. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 35g. de almendras molidas
  • 3 huevos
  • Zumo de 1 limón
  • 1 bote pequeño de leche condensada
  • 3 cucharadas soperas de azúcar

Paso a paso

  1. Forra un molde desmontable de 15-16cm. con papel de horno y precalienta el horno a 180ºC.
  2. Tritura las galletas y las mezclamos con la mantequilla, la almendra molida y 1 cucharada de leche condensada.
  3. Cubre con esta mezcla tanto la base como las paredes del molde, hasta unos 6 cm. de altura.

  1. Introduce la base en el horno a 180ºC, durante 15 minutos.
  2. Mientras, separa las yemas de las claras. Reserva éstas últimas y bate las yemas con la leche condensada y el zumo de limón hasta lograr una crema homogénea.
  3. Saca el molde del horno y vierte la crema encima de la base de galleta.

  1. Mete de nuevo la tarta en el horno otros a 180ºC, durante 15 minutos o hasta que la superficie de la crema cuaje.
  2. Mientras, bate las claras a punto de nieve e incorpora el azúcar poco a poco en estas hasta lograr un merengue firme.
  3. Saca la tarta del horno y deja que se temple unos minutos. A continuación, vierte el merengue encima.
  4. Vuelve a introducir en el horno y hornea 15 minutos a 150 ºC. Después apaga el horno, pero mantén la tarta dentro hasta que el merengue coja color. Solo entonces, abre la puerta del horno y deja que la tarta se enfríe.
  5. Una vez fría, llévala a la nevera 2-3 horas. Antes de servir, desmolda la tarta con cuidado, pasando un cuchillo por los laterales primero. La tarta aguanta en la nevera hasta tres dias en perfecto estado.


Categorías

Postres

Maria Vazquez

Treintañera y con unos estudios dedicados al mundo de la ingeniería, son muchas las pasiones que ocupan mi tiempo. Tuve oportunidad de realizar... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *