Tarta de hojaldre de manzana con crema pastelera

Cierto es que a nadie le amarga un dulce, así que seguro que vas a disfrutar de lo lindo con esta tarta de hojaldre de manzana. Te va a fascinar lo fácil que es y el poco tiempo que hay que dedicarle, y encima es bastante económica.

Este tipo de pastel es fenomenal para cualquier ocasión, ya que es suave y fresco, y a todo el mundo suele agradarle. La elaboración es muy simple, sobre la masa de hojaldre se coloca crema y luego se adorna con la fruta. Después del horneado, se pinta con un glaseado que le aportará brillo y mantendrá la fruta fresca.

Ingredientes:

Para la tarta:

  • 1 lámina de hojaldre cuadrada.
  • 2 manzanas.
  • 50 gr. de mantequilla.
  • 3 yemas de huevo.
  • 50 gr. de harina de fécula de maíz (maicena).
  • 125 gr. de azúcar.
  • 1 trozo de la piel de un limón.
  • 1 rama de canela.

Para el glaseado:

  • 8 hojas de gelatina neutra.
  • 4 cucharadas de agua.
  • 4 cucharadas de azúcar.

Preparación de la tarta de hojaldre de manzana:

Lo primero que debemos hacer es decidir si queremos una tarta grande o varias más pequeñas.  Tenemos la posibilidad de cortar el hojaldre en 2 partes o en 4 y de este modo obtener varios pasteles, pudiendo incluso variar las frutas en cada uno. Ponemos papel vegetal sobre una bandeja y extendemos la/s masa/s de hojaldre.

Para preparar la crema pastelera, comenzaremos derritiendo la mantequilla en un cazo al fuego.  Añadimos la mitad de la leche (250 ml.), junto a trozo de piel de limón y la rama de canela, y esperamos a que hierva.

Por otro lado, en un bol amplio batimos las yemas de huevo e incorporamos el azúcar hasta integrar. Agregamos la maicena también, mezclamos y vamos incorporando poco a poco la leche restante mientras batimos.

Cuando la leche que teníamos al fuego esté hirviendo, retiramos la cáscara de limón y la rama de canela. Vamos añadiendo al cazo poco a poco la mezcla con los huevos, removiendo cuidadosamente hasta que espese. Debemos de tener mucho cuidado de que no hierva, o de lo contrario nos saldrán grumos. Si esto sucede, podemos eliminar los grumos triturando la crema posteriormente.

Descorazonamos las manzanas, las cortamos en rodajas finas y les ponemos unas gotas de zumo de limón por encima, para que no se oxiden. Ponemos una capa de crema pastelera, que debe de estar fría, encima de la lámina de hojaldre y colocamos encima las manzanas cortadas. Introducimos la tarta de manzana en el horno y horneamos unos 20-25 minutos a 180° C., o hasta que el hojaldre esté dorado.

Para la preparación del glaseado, llenamos un plato hondo con agua e introducimos las hojas de gelatina unos 3 minutos. En un cazo calentamos 4 cucharadas de agua y 4 cucharadas de azúcar en el fuego. Cuando comience a hervir, retiramos el cazo de fuego y añadimos las hojas de gelatina hidratadas y escurridas. Mezclamos bien y ya tendremos listo nuestro glaseado para pintar nuestra tarta por encima.

 


Categorías

Postres, Recetas

Eva Cornejo

Nací en Málaga, donde crecí y estudié, pero actualmente vivo en Valencia. Soy diseñadora gráfica de profesión, aunque mi pasión por la cocina... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *