Tabbouleh libanés, tabulé o ensalada de cous-cous

Con este calor en la mayoría de ocasiones apetecen platos refrescantes como esta ensalada de cous-cous o tabbouleh libanés. La receta tiene origen en Siria y el Líbano y se suele servir muy fría como acompañamiento de otros platos.

La preparación es de lo más sencilla, básicamente tenemos que cortar unas verduras y calentar un poco de agua, hasta el más inexperto en la cocina podría hacerlo. Cabe destacar también que este plato es rico en nutrientes, ya que vamos a usa de todas las verduras en crudo.

Ingredientes:

(Para 4 personas).

  • 2 vasos de cous-cous.
  • 2 vasos de agua.
  • Zumo de 1/2 limón.
  • 2 tomates.
  • 1 cebolleta.
  • 1/2 pimiento rojo.
  • 1/2 pimiento verde.
  • 1 pepino.
  • 1/2 vaso de perejil fresco picado.
  • 1/4 vaso de hierbabuena fresca.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen.
  • 1 pizca de comino en polvo.
  • 1 pizca de pimienta molida.
  • 1 pizca de sal.

Preparación del tabbouleh o tabulé:

Comenzaremos calentando los dos vasos de agua en una cacerola hasta que rompa a hervir. Ponemos el cous-cous en un recipiente hondo, en el cuál prepararemos la ensalada, y vertemos el agua caliente en él, junto al aceite de oliva, el zumo de medio limón y una pizca de sal. Removemos y dejamos reposar para que el cous-cous absorba el líquido y se reblandezca.

Limpiamos la cebolleta, le quitamos las raíces y la capa más externa y la picamos finamente. Pelamos los tomates y los cortamos en pequeños dados. Quitamos la piel al pepino y lo cortamos en cuadrados pequeños. Limpiamos de semillas las mitades de los pimientos y los cortamos también en trozos pequeños. Agregamos todas estas verduras cortadas al recipiente donde se encuentra el cous-cous y mezclamos.

Ahora es el momento de condimentar el tabbouleh e incorporar las hierbas aromáticas, para que así estas no pierdan demasiado su frescura. Espolvoreamos comino en polvo y un poco de pimienta negra molida al gusto. Picamos finamente el perejil y troceamos las hojas de hierbabuena, tratando que queden los trozos ás grande que el perejil. Añadimos las hierbas picadas a la ensalada y mezclamos todo.

A la hora se servir, se suele hacer bien frío. Si lo refrigeramos tapado durante una hora en la nevera, conseguiremos que los sabores se integren mejor y además obtendremos un tabbouleh de lo más refrescante.

 



Nací en Málaga, donde crecí y estudié, pero actualmente vivo en Valencia. Soy diseñadora gráfica de profesión, aunque mi pasión por la cocina fácil y saludable me ha llevado a dedicarme a otras cosas. Una mala alimentación en mi adolescencia, me llevo a interesarme por una cocina más sana. A partir de entonces, empecé a escribir mis recetas en mi blog "El Monstruo de las Recetas", el cual sigue más vivo que nunca. Ahora tengo la oportunidad de seguir compartiendo más recetas interesantes en otros blogs gracias a Actualidad Blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.