Superar un divorcio no es fácil

divorcio

Nadie te dijo que iba a ser para siempre, y si te lo dijeron… te mintieron. Nadie sabe lo que puede pasar en un futuro, y aunque el matrimonio está muy bien y es una idea romántica del amor eterno, la realidad es que la vida puede dar muchas vueltas. Es importante que seas consciente de esto y si te tienes que divorciar o ya lo has hecho, puedas superarlo cuanto antes. Te mereces vivir una vida mejor.

Superar un divorcio no es fácil. De hecho, puede ser la experiencia más desafiante y frustrante que jamás hayas enfrentado en la vida. Pero la verdad es que aprender las lecciones involucradas para superar el divorcio puede ser la lección más poderosa que hayas aprendido.

Sobrevivir al divorcio después de 20 o 30 años de matrimonio

Primero, acepta que ha ocurrido, no hay nada malo en que lo aceptes, ¡es la vida la que avanza!  Cuando llevamos casados 20 o 30 años, generalmente nos lleva un tiempo aceptar la realidad de que nuestro matrimonio ha terminado. La mayoría de nosotros pensamos que si lo hiciéramos tanto tiempo, seríamos buenos para el resto de nuestras vidas. Cada vez más, ese no es el caso.

Después de un largo matrimonio, sabemos en nuestra cabeza que se ha ido, pero nos toma más tiempo ponernos al día. Eventualmente lo hará, pero cuando ha dedicado tiempo, energía, amor y apoyo a otra persona durante tanto tiempo, es difícil simplemente apagarlo. Pero tú te vas a curar, por lo general toma más tiempo de lo que queremos. Sé paciente con el proceso.

divorcio

Puedes hacerlo

Entonces, cuando te preguntas, «¿Cómo puedo superar un divorcio?» Recuerda que superar el divorcio depende completamente de ti. Es tu futuro y tú determinas lo que será y lo que vendrá. ¡Y eso es algo realmente bueno porque tienes la oportunidad de hacer que tu vida sea increíble y maravillosa y todo lo demás que puedas imaginar!

Por eso, no te cierres en banda. Tu ex ya no controla tu vida, eres tú quien tiene el poder de avanzar o de quedarte estacando/a en un rincón. Quizá no te esperabas el divorcio porque te ha llegado de improvisto, o quizá estabas deseando que ocurriera porque tu matrimonio ya tenía agotado el amor… pero aún así es un proceso que se debe superar y pasar.

Al principio, cuando sientas diferentes emociones dentro de ti, no las rechaces, aunque sean emociones que consideras negativas como la ira, la rabia o el enfado. Acepta que lo estás sintiendo y acepta que es normal. Es importante que te des cuenta de que todas las emociones son necesarias y que el hecho de que tu matrimonio haya acabado no tiene por qué ser el final de nada.

Porque aunque parezca que es el final de algo, en realidad es el inicio de una nueva etapa. Una nueva etapa donde tú eliges cómo avanzar. Eliges cómo sentirte y eliges todo lo bueno que te pase. Si esa persona ya no está en tu vida es porque no se merecía que gastases más tiempo y energía en esa relación. Mereces ser feliz.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.