¿Son realmente efectivos los termómetros de frente?

Efectividad de los termómetros de frente

Los termómetros de frente, o también conocidos como termómetros de infrarrojos, están siendo toda una revolución en los tiempos de vivimos. Con solo usar una radiación de tipo térmico, sabremos si tenemos fiebre o no. Algo rápido que estamos viendo cada día pero nos preguntamos, ¿Son realmente efectivos este tipo de termómetros?

¿Es tan preciso como el de mercurio o el digital? Es otra de las dudas que se nos van agolpando en nuestra cabeza. Pues hoy las disiparemos todas y cada una de ellas, ya que estamos ante un producto que cada vez más tomando más protagonismo. Una gran alternativa que también puede tener algún que otro ‘pero’ en su vida.

Cómo funcionan los termómetros de frente

Este tipo de termómetros usan la energía infrarroja para poder hacer una medición clara de la temperatura corporal. Por ello, se suelen ver en forma de pistola que son más cómodos y que cuenta con una pantalla LED, desde donde parte una especie de puntero láser. Pero eso sí, siempre de baja intensidad para que revista problemas. Se apuntará entre la zona de la frente y su parte central hacia la sien.

Termómetro de frente pantalla LED

Disponen de un buen sensor que hará que capture la radiación que emiten los cuerpos. Todos ellos cuando aumentan de temperatura, además de la radiación mencionada también emiten una especie de ondas con frecuencias. Todo ello llegará a la pantalla del termómetro que funciona como el sensor. Será allí donde esta señal que ha obtenido se convierta en la temperatura que veremos reflejada. Por lo que se dice que así es como miden la temperatura, o mejor dicho, cómo obtienen su valor a partir de una energía que se ha generado.

¿Son seguros para nuestra salud?

Cierto es que, partiendo de que usaban la energía infrarroja, saltaron numerosos comentarios en la contra del uso de este dispositivo. De ahí que las dudas sobre si eran o no seguros no se hicieron esperar. ¿Estamos ante un termómetro realmente seguro? Lo cierto es que sí. Porque como hemos comentado, consiguen hacer la medición a partir de la energía. La toman del cuerpo pero los termómetros no emiten ni radiaciones ni otras energías dañinas.

Cuando vemos la luz roja apuntar hacia nuestra frente es sinónimo de que se está simplemente señalando dicha zona de la piel. Es por ello que toda la información que se vertió sobre ellos ha sido  aclarada y de manera positiva. Por lo que, a modo de resumen podemos decir que no emiten ningún tipo de radiación por lo que no es un peligro para el cuerpo ni mucho menos para el cerebro. Son los especialistas lo que aseguran que se trata de un termómetro de frente totalmente seguro y que recomiendan usar en tiempos de pandemia para evitar el contacto.

Termómetro infrarrojo de frente preciso

¿Son realmente efectivos los termómetros de frente?

A pesar de que hay muchas opiniones acerca de ellos, podemos decir que sí son efectivos. Ya que uno de los principales motivos para afirmarlo es su precisión. Es cierto que esta dependerá del modelo que hayamos elegido, pero a grandes rasgos, la precisión de los termómetros de frente es bastante acertada. Se dice que el margen de error se puede situar entre 0,1 o 0,3º, aproximadamente. Lo que indicaría que sería bastante más preciso de lo que podíamos esperar.

Ya que, aunque es cierto que siempre se ha hablado del termómetro de mercurio como uno de los precisos, es cierto que también en él influían factores como la temperatura ambiental. Algo que parece que en este caso no influye. Es un trabajo más preciso, rápido y fiable, por lo que en tan solo unos segundos ya sabremos cuál es la temperatura de nuestro cuerpo y si realmente tenemos o no fiebre. Es más, cuando tenemos algún tipo de duda, podremos hacer dos mediciones seguidas. Eso, sí, esperaremos tan solo unos segundos y el termómetro estará listo de nuevo para realizar su trabajo. Si ves que los resultados no salen iguales, es por que el termómetro necesita ser calibrado.

Las ventajas de los termómetros de frente

Es cierto que en los últimos meses han tenido una gran acogida debido a la pandemia del Covid-19. Esto es porque cuentan con una serie de ventajas que debemos destacar:

  • Son termómetros muy rápidos: Lo cierto es que los habíamos visto rápidos, pero no tanto. La gran mayoría pueden medir la temperatura en solo 6 segundos. Lo que hace que tengamos resultados antes de lo esperado y que nos ahorre bastante tiempo.
  • No tienen contacto con la piel: Como sabemos, los termómetros que tenemos por casa solíamos situarlos tanto en la axila, como en la boca o en el recto para conseguir un resultado fiable. En este caso no hará falta toca la piel. Algo perfecto para las enfermedades contagiosas pero también para los bebés que no se mantienen quietos mucho tiempo.
  • Cuentan con memoria: Otro de los puntos prácticos a tener en cuenta. Así, podemos registrar las mediciones que vamos haciendo.
  • Son seguros: Sí, lo hemos comentado, pero no está de más el recordarlo. Además es otra de las ventajas el que no emitan ningún tipo de radiación.

Como usar un termómetro de frente

 Lo que hay que evitar para una medición correcta

Antes mencionamos que sí podía haber algún pequeño margen de error en la medición de la temperatura. Pero esto puede deberse a alguna causa externa como las condiciones ambientales en las que se realice dicha medición de temperatura. Por lo que ya no depende del propio termómetro en sí.

Por otro lado, es cierto que algunos modelos de los termómetros los encontramos a precios realmente económicos. Quizás esto también nos pueda dar una pista de que su precisión no será tan fiable como otros que ya rondan precios un poco más caros, aunque en su gran mayoría totalmente accesibles, a no ser algunos modelos más profesionales que incluso pueden superar los 300 euros. Aunque lógicamente para nuestro hogar, no será necesario uno de precio tan elevado.

Ventajas termómetro de frente

A la hora de hacer la medición, tenemos que acercarnos con los termómetros de frente a una distancia menor de 40 centímetros de la piel. Ya que si la distancia supera esta cifra sí que podría dar grandes errores. Sin olvidarnos de que la piel debe estar limpia, sin cremas ni maquillaje, para seguir apuntando a datos certeros.

Del mismo modo, tampoco es conveniente que estamos cerca de zona magnética, es decir, que no tengamos a nuestro alrededor dispositivos electrónicos, ya que también podría propiciar una lectura errónea. Dicho todo esto, estamos ante un aparato que puede detectar la temperatura, de una manera fiable y eficaz pero sin tocar el cuerpo. ¡Todo son ventajas!


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.