Sistemas de riego para un huerto urbano

Sistemas de riego

El riego es un factor determinante en la gestión de nuestro huerto urbano. Conocer las características de cada una de las plantas que cultivamos nos ayudará a determinar  la cantidad de agua y la frecuencia de riego adecuadas, pero no será lo único que debamos  tener en cuenta. El clima, la época del año, el tipo de recipiente o de suelo utilizado serán también determinantes.

Conociendo la importancia de proporcionar una buena hidratación a nuestras plantas y teniendo en cuenta que el agua es un bien escaso que debemos utilizar razonadamente, reflexionar sobre los sistemas de riego mas adecuado para nuestro huerto urbano es una necesidad, ¿no os parece? Estos son los mas frecuentes:

Riego con regadera

Si tienes unas pocas hortalizas en macetas o en una mesa de cultivo, el riego con regadera es un buen método. Con una o dos regaderas podrás cubrir las necesidades de los vegetales y frutas que tengas plantados sin necesidad de invertir tiempo y dinero en la instalación de sistemas mas complejos. ¿Y qué ocurrirá con las plantas cuando me vaya de vacaciones?  Si no encuentras a nadie que se quiera hacer cargo de regarlas y en casos en los que tu ausencias no se alargue mas de una semana podrás recurrir a sistemas caseros de los que hablaremos en próximas entregas.

Riego con manguera

¿Tienes un huerto de pequeñas dimensiones, formado por varias mesas de cultivo de gran tamaño? Entonces el riego con manguera puede ser una buena opción. Al tratarse de un sistema de riego manual no requiere de ningún tipo de instalación y te permite regar el conjunto de plantas que forman nuestro huerto de forma relativamente rápida.

Riego con manguera

Este sistema tiene presenta también algunos inconvenientes. Además del hecho de tener que dedicar parte de tu tiempo al riego del huerto, el modo de hacerlo provoca que únicamente mojemos la parte superficial del suelo, quedando seca aquella en la que se encuentran las raíces.

Riego por goteo

El sistema de goteo es entre los sistemas de riego el más utilizado en huertos urbanos. La primera razón para ello es, sin duda, su comodidad. Un sistema de riego por goteo programado te permitirá “olvidarte” de las plantas y evitará que pierdas el tiempo regando. Suena bien, ¿verdad?

Riego por goteo

La segunda razón para instalar un sistema de riego por goteo es el uso eficiente del agua, un bien escaso. La cantidad de agua usada será la mínima y podrás dosificar el agua que quieras aportar a tu cultivo en función de la época del año o su ciclo vegetativo.

El sistema, compuesto por mangueras con goteros interlineados que van dejando caer “gota a gota” el agua de manera constante, hará que el agua se distribuya además lenta y homogéneamente por el cultivo. ¿Sabías que el riego por goteo puede llegar a ahorrarte hasta un 50% de agua?

Riego por exudación

El riego por exudación aporta agua al cultivo de manera continua a través de un sistema de tubos porosos que exudan agua a lo largo de toda su longitud y por la totalidad o parte de su superficie, creando una red de humedad uniforme.

Riego por exudacion

Por sus características los sistemas de riego por goteo y exudación podrían parecer similares, sin embargo, la exudación presenta tres ventajas adicionales:

  • Ahorro hídrico. Este sistema funciona gracias al gradiente de humedad. El agua que sale por exudación de los poros es la que necesitará la tierra en un momento dado, ni más ni menos. A medida que el sustrato o tierra se seca, el sistema de tubos aporta más agua; y cuando la tierra empieza a estar lo suficientemente humedecida, el agua deja de surtir.
  • Siempre válido: Si cambias las plantas de sitio no será  necesario cambiar la ubicación de los orificios o goteros como en el riego por goteo.
  • Estética. Los tubos se pueden enterrar, mejorando la estética del huerto.

Riego por micro aspersión

Simula a un sistema de aspersores tradicional pero en miniatura, con un radio de acción mínimo. Es un sistema válido para regar en pequeñas zonas, pero no en puntos concretos. En grandes grandes mesas de cultivo aumentarán la zona de tierra húmeda a disponibilidad de la planta.

Tendrás que prestar atención eso si a la altura que toma el agua respecto a tus plantas. Los sistemas con aspersión tienden a mojar además del suelo, los tallos y hojas de las plantas lo que contribuirá a que la probabilidad de sufrir infecciones por hongos y bacterias sea mayor

Riego por microsaspersión e hidropónico

Riego hidropónico

Este sistema es utilizado en huertos urbanos de terraza o balcón avanzados. El sistema, el mas avanzado tecnológicamente y el que permite la mayor optimización del agua de riego y sus nutrientes,  se aplica en lo que se conoce como “cultivos sin suelo”. ¿Por qué sin suelo? Porque es un método en el que las plantas  se cultivan en disoluciones minerales en vez de suelo agrícola.  O dicho de otra forma, no se cultivan sobre el suelo sino en recipientes de cultivo prefabricadas para tal fin.

¿Conocías todos los sistemas de riego que te hemos presentado?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.