Síndrome del shock tóxico, síntomas

Síndrome del shock tóxico

El Síndrome del shock tóxico es una grave complicación de una infección bacteriana, tan grave que las consecuencias pueden derivar incluso en la muerte. Esta infección bacteriana puede afectar tanto a hombres como a mujeres, aunque en es más conocida en el caso de las mujeres. Ya que, este síndrome aún poco conocido, está asociado al uso de productos de higiene femenina, principalmente al tampón.

Por lo general, la infección está producida por las toxinas generadas por la bacteria estafilococo, aunque también puede causarla un tipo de bacteria estreptococo del grupo A. Una infección muy grave, que actúa rápidamente y deja poco tiempo para actuar. Por lo que, conocer cuáles son las causas que lo producen, los síntomas generales y lo más importante, cómo evitarlo, te permitirá reducir los riesgos de sufrir el síndrome del shock tóxico.

El síndrome del shock tóxico

Síndrome del shock tóxico

Aunque con mayor frecuencia se habla del síndrome del shock tóxico como algo asociado a las mujeres, lo cierto es que puede afectar a cualquier persona, hombres, niños e incluso mujeres en la menopausia. Es decir, esta grave infección que se asocia al uso de productos de higiene femenina para la regla, puede producirse por otros motivos como una cirugía, una infección viral como la varicela, una quemadura o una lesión infectada.

No obstante, se estima que prácticamente la mitad de los casos detectados de síndrome de shock tóxico, son en mujeres en edad de menstruar. Las causas están asociadas al uso de productos para la regla, especialmente en el caso de los tampones. Por este motivo en el propio envase se indican los riesgos de tener el tampón puesto más horas de las recomendadas. De hecho, en los últimos años cada vez existen más usuarias de la copa menstrual, ya que el riesgo del síndrome del shock tóxico es prácticamente inexistente.

Los riesgos de hacer un mal uso de este tipo de productos son muy graves, incluso mortales. Ya que, se trata de una complicación de una infección que se desarrolla rápidamente, lo que complica en gran medida actuar antes de que las consecuencias sean fatales. El síndrome del shock tóxico puede causar entre otros, daño hepático, coágulos en la sangre, dificultad respiratoria aguda, el shock e incluso, la muerte.

Cuáles son los síntomas

Síntomas del síndrome del shock tóxico

Poder reconocer los síntomas del síndrome del shock tóxico puede evitar que las consecuencias de la infección sean muy graves. Aunque no siempre es fácil saber detectar este tipo de infección, ya que se trata de algo que ocurre con muy poca frecuencia, puedes encontrar similitudes con cierto malestar y acudir rápidamente a los servicios de urgencia.

Estos son los síntomas generales del síndrome del shock tóxico:

  • Fiebre muy alta, de entre 39º y 40º que aparece de forma repentina y es duradera.
  • Bajada importante de la presión arterial.
  • Problemas intestinales, diarrea o vómitos.
  • Dolor de cabeza.
  • Desorientación.
  • Enrojecimiento en diversas zonas de la cara, como la garganta, los ojos o la boca.
  • Un sarpullido similar al que se produce por la quemadura solar. Este sarpullido aparece generalmente en las palmas de las manos y en las plantas de los pies.

Cuándo acudir al médico

Si reconoces alguno de estos síntomas en ti misma o en una persona cercana, debes acudir rápidamente a los servicios de urgencia más cercanos. Es posible que sean síntomas de otro tipo de problema médico, pero ante la gravedad del síndrome del shock tóxico y la rapidez con la que actúa, es preferible descartar cualquier posibilidad. Busca ayuda de forma inmediata, retira el tampón si estás utilizándolo, así como un diafragma o cualquier objeto insertado en la vagina.

El síndrome del shock tóxico puede estar causado por una herida infectada, una infección en la piel, además de otras causas. Por lo que, no estar utilizando tampón o cualquier otro producto de higiene femenina no debe descartar este posible problema médico. Analiza bien al paciente y en caso de duda, acude al médico lo antes posible.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.