Sillón orejero: un clásico en nuestros salones

Sillón orejero

El sillón orejero es una pieza clásica del diseño de interiores que a todos nos resulta familiar. Pieza fundamental en la decoración de las viviendas de la clase burguesa durante el siglo XVIII, en la última década ha recobrado el protagonismo perdido gracias a versiones modernas que aúnan diseño y funcionalidad.

Estos sillones tienen como pieza de mobiliario un largo recorrido. Aunque existen diferencias en cuanto a su origen, son muchos quienes lo establecen en la Inglaterra de finales del siglo XVII. Allí dónde los inviernos eran fríos, el respaldo alto y las alas laterales característicos de esta pieza ofrecían a las familias protección contra las corrientes de aire y les ayudaban a mantener el calor.

Sea como fuere esta pieza alcanzó su máxima popularidad en el siglo XVIII. Fue en esa época cuando el diseño ganó comodidad y adquirió una estética que no dista tanto de la actual. Ocupaba entonces un sitio privilegiado en los dormitorios y salones de las viviendas burguesas y lo siguió haciendo durante los siglos posteriores hasta su democratización.

Sillones orejeros

1. Poltrona Frau, 2. Egg, 3. Ro

Sillones orejeros populares

“Poltrona Frau”, creado por Renzo Frau en 1912 es uno de los sillones orejeros mas populares. Tapizado en piel y con respaldo capitoné, se convirtió en un símbolo de bienestar y de poder, decorando con estilo las casas burguesas de la época.

En el siglo XX modelos icónicos como “Egg” de Arne Jacobsen o “Ro” de Jaime Hayón, diseñados ambos para la empresa danesa Fritz Hansen, modernizaron el diseño de esta pieza. Apostaron por formas orgánicas que se adaptaban a la espalda y patas metálicas como novedad.

Sillones orejeros Sancal

Sillones orejeros «Boomerang Chill» y «Folk» de Sancal

También podemos encontrar entre los sillones orejeros de diseño, piezas españolas. Los creados por Quim Larrea y Rafa García para la marca de diseño española Sancal no son tan populares como los anteriores, pero si nos resultan muy interesantes por su estética moderna.

¿Dónde utilizarlos?

El sillón orejero es un clásico del diseño de interiores. Una pieza polivalente que funciona bien en diferentes estancias gracias a su diseño, su elegancia y su comodidad. En el salón, colocado junto a otros sofás o sillones podemos utilizarlo para incorporar una nota de color al conjunto.

Sillones orejeros en el salón

También es habitual en otras zonas destinadas al descanso como el dormitorio.  No cuesta imaginarlo en un gran dormitorio principal junto a la chimenea o la ventana.  Y pude resultar especialmente práctico en el dormitorio infantil durante la época de lactancia y mientras el bebé necesite ser acunado.

Despachos, estudios y bibliotecas también son lugares en los que el sillón orejero puede encontrar su lugar. También pequeños espacios dentro de otra estancia destinados a la lectura pueden verse beneficiados de una pieza de mobiliario como esta. Especialmente si escoges un diseño moderno y atrevido que te ayude a destacar esta zona y a darle un mayor protagonismo.

Sillones orejeros

¿Qué diseño escoger?

Cuando se trata de crear un ambiente diferente en una estancia mayor un sillón orejero de diseño moderno puede ayudarte a destacar esta zona y a darle un mayor protagonismo. Escoge en esos casos diseños en tonos vibrantes que llamen la atención sobre el resto de la decoración.

Tonos vibrantes como amarillo, naranja o rosa son también ideales para decorar y aportar personalidad a espacios creativos. Si por el contrario buscas un espacio en el que atender a tus clientes que transmita seriedad, sillones en tonos oscuros como negro, gris o azul resultan mas apropiados.

Sillones orejeros

Los sillones orejeros de cuero son otra de las grandes alternativas del mercado. Estos son siempre un acierto para incorporar un toque clásico y masculino a un espacio de trabajo. Pero también para imprimir calidez a espacios familiares decorados en tonos neutros y fríos.

Para decorar espacios de estilo francés e inglés de inspiración vintage, escógelos en tonos pastel: verdes, azules, y rosas. Y para completar estancias de estilo bohemio o juvenil no dudes en arriesgar con diseños en colores intensos: morados, rosas, granates y amarillos, entre otros.

¿Tienes un sillón orejero en casa?

 


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.