Sigue la dieta alcalina para limpiar tu organismo

Las dietas están a la orden del día y más cuando se acercan los meses fríos. Durante el otoño y el invierno aumenta el número de personas que deciden ponerle fin a su sobrepeso gracias a multitud y variadas dietas. En esta ocasión, nos centramos en la poco conocida dieta alcalina. Esta dieta es perfecta para desintoxicar el organismo y se ha puesto de moda hace relativamente poco a pesar de que se lleva a cabo desde mediados del siglo XIX.

Claude Bernard, un biólogo y médico francés dedicó parte de su vida a garantizar y demostrar que debe existir un equilibrio del cuerpo interno para mantenernos sanos y que muchos agentes externos son los que nos lo impiden. William Howard, señaló que los altos niveles de acidez en el organismo son causados por los cambios alimenticios y éstos habían desembocado en enfermedades como la artrosis o el reuma.

En qué consiste

La dieta alcalina se basa en alcalinizar nuestro medio interno mediante alimentos con un pH alcalino y siempre evitando aquellos que lo acidifican. Nuestro cuerpo tiende a mantener siempre un pH estable pero en ocasiones se modifica parcialmente en zonas concretas, por ejemplo, el estómago. Sin embargo, no está demostrado que los alimentos tengan ese poder de alcalinizar o acidificar nuestra sangre, únicamente está demostrado que existen algunos alimentos que acidifican la orina.

La dieta intenta llevar al organismo a su estado más natural, porque éste siempre está buscando el equilibrio. Algunos alimentos como son las carnes rojas o el queso deben ser evitados y las verduras, y los granos de trigo sarraceno o el arroz integral deben estar incluidos en nuestro día a día para ayudar a nuestro cuerpo a conseguir su estado natural limpiándolo para que recupere su brillo.

La comida debe cumplir varios requisitos, que sea deliciosa, vistosa, bonita y fácil de preparar. Destacan los jugos verdes, todo lo que provenga de la hoja verde porque son alimentos porque son una fuente de clorofila de alta calidad, y cuanto más oscura sea la hoja más alcalino será el alimento. La quinoa, el arroz integral, el mijo, el trigo sarraceno entre otros productos son ideales para sustituir las harinas blancas y procesadas.

El brócoli, el apio, el pepino, el jengibre o las algas son fácilmente de encontrar en nuestro entorno y ayudan a controlar y recuperar el equilibrio del cuerpo y a regular los estados hormonales.  El diente de león, la uña de gato o el pau d’arco ayudan a cumplir todos los objetivos para evitar la acidez en nuestro cuerpo y la inflamación interna.

Hábitos para acompañar la dieta alcalina

No sólo hay que fijarse en la alimentación sino también en la forma y el estilo de vida que se lleva cuando se hace una dieta. en este caso, la dieta alcalina se debe combinar con unos hábitos que deben ser cumplidos para conseguir un cuerpo más natural.

  • Ejercitar la respiración conscientemente durante 5 minutos al día
  • Lavarse los dientes y la lengua al levantarse
  • Masticar con tranquilidad
  • Caminar descalzo puesto que el contacto con la tierra te ayuda a conectar con tu eje

Cómo medir el pH

El pH de nuestros líquidos, orina y sangre deber ser ligeramente alcalinos, el índice tiene que comprender entre 7,35 – 7,45. Cuando éstos valores están por debajo o por encima significa que estamos dentro de un rango de “síntoma-enfermedad”.  El pH se mide en una escala de 0 a 14. Cuando se tiene un valor de 7 se dice que es neutro mientras que un pH por debajo de 7 es ácido y un pH por encima de 7 se dice que es alcalino.

El cambio del pH en nuestro organismo se puede deber a una etapa de estrés, padecer emociones como la envidia, el temor, el rencor. El cuerpo siempre está intentando recuperar el pH adecuado para el organismo y para ello necesita alimentos que le ayuden a evitar la acidez.

Si el cuerpo se desequilibra disminuirá la capacidad del cuerpo para absorber los minerales y otros nutrientes importantes, se reducirá la producción de energía en las células, tardarán más en repararse las células dañadas, se desintoxicará el organismo de manera lenta, y el cuerpo no será capaz de combatir y eliminar células tumorales.

Recuerda

La dieta alcalina apuesta por la inclusión en nuestra dieta de alimentos alcalinos. Estos son por ejemplo, las frutas y las verduras los dos pilares fundamentales de la dieta. Las espinacas crudas, el brócoli, la patata, la col de bruselas, el pepino o los frutos secos, como las castañas o las almendras son elementos que deben estar muy presentes.

El limón al tener un pH de 3,5 y ser una rica fuente de vitamina C, está considerados un gran alcalinizante por esta razón se recomienda incorporarlo de forma habitual en nuestras ensaladas. Por último, para conseguir un buen resultado, debemos evitar todos los alimentos ácidos, como son la carne de vaca, de cerdo, el marisco, la harina de trigo, la leche o el marisco. Y como alimentos prohibidos se situarían el alcohol, las grasas saturadas, las bebidas con gas o los zumos envasados.

Existen un montón de dietas, cada año aparecen nuevas y múltiples estilos de vida que llevados con cabeza y bajo la supervisión de un profesional nos pueden ayudar a mejorar nuestro organismo. Con esta dieta conseguirás tener más energía, sentirte más vital y de mejor humor. Además, que te sentirás fuerte y mucho más saludable.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Dietas, Salud

Soy Paula, aunque no me importa que acorten mi nombre en Pau. Estudié comunicación audiovisual y estoy empezando a trazar un camino hacia un futuro profesional. Entre radio, televisión y pequeñas productoras dejo un hueco de mi agenda para compartir con vosotros lo más interesante que me encuentre por este camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.