Si tu pequeño escala todo, ¡necesita que le protejas!

Los pequeños exploradores de unos dos años, ¡no ven las barreras y mucho menos el peligro! Por eso es tan importante que los padres estén al tanto para protegerles siempre aunque esto también signifique que no les prohiban hacerlo. Entonces, ¿cómo protegerles si se les tiene que permitir que escalen por el bien de su desarrollo? Los niños pequeños y exploradores necesitan que sus padres les guíen y les orienten, sin que esto signifique restarles oportunidades de descubrimiento.

Mantén seguro a tu pequeño explorador y escalador

Por supuesto, toda la aceptación y la distracción en el mundo no evitarán que saltes con miedo cada vez que veas a tu hijo pequeño tambaleándose en el borde del alféizar de una ventana o colgado de la lámpara de araña. Sin embargo, sabiendo que no podrás detener la escalada, podrías concentrarse en crear un entorno seguro para los pequeños que se caerán (inevitablemente).

Un área a la que se debe prestar especial atención es la seguridad de la cuna. Por lo general, los escaladores no tardan mucho en aprender a escalar los costados de la cuna. Algunos padres pueden tratar de mantener a un niño pequeño seguro en una cuna utilizando una tienda de campaña en la misma cuna.

Otros lo ven como una señal de que es hora de hacer la transición de un niño a la cama. Si eliges mantener a tu hijo en una cuna, es mejor que sea lo más fácil y seguro posible para que salga un niño pequeño. En lugar de arriesgarse a que tu niño se lastime al dejar la cuna desde un punto alto, puedes colocar un mueble seguro cerca de la cuna a la que pueda subirse y desde el cual se pueda bajar fácilmente de la cuna al suelo. Los expertos recomiendan no usar almohadas alrededor de la cuna para amortiguar la caída de un niño pequeño, ya que pueden moverse fácilmente y dejar a tu niño pequeño vulnerable a posibles lesiones.

También deberás tener en cuenta el alrededor de las áreas donde juega tu pequeño explorador y ver cómo puedes hacer que el ambiente sea más seguro tomando medidas como:

  • Colocar un taburete para niños pequeños cerca de las estanterías o en otras áreas que no pueda alcanzar (y en las que no le importe que saque cosas del estante).
  • Guardar cualquier cosa o los artículos que son imanes para los niños curiosos y que puedan significar cualquier tipo de peligro para el pequeño.

Aleja los muebles de las ventanas y asegúrate de que todas las ventanas estén bien cerradas para evitar caídas. Una última cosa a tener en cuenta es que escalar es una de esas fases por las que pasarán los niños pequeños. Cualquier estrés que sientas ahora, recuerda que no será para siempre. Tu hijo pequeño superará el deseo de escalar todo … justo cuando descubre algo nuevo que probablemente lo haga sentir igual de emocionado. Pero aunque es una fase temporal, ¡debes tener mucho cuidado y vigilarle todo el tiempo! Necesita tu orientación y tu protección.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.