Si no tienes conversación con tu cita, ¡no es para ti!

mala cita

Si estás en una cita y comienzas a darte cuenta que la comunicación falla entre esa persona y tú, y tan solo llevas un rato a su lado, entonces es importante que pienses qué es lo que está pasando realmente y si de  verdad quieres estar allí o si lo que quieres es salir corriendo. A continuación vamos a darte algunos consejos que debes tener en cuenta y si ves que no hay comunicación, ¡mejor vete a tu casa!

No te deja hablar

Es muy incómodo ir a una primera cita donde la otra persona no te deja hablar en absoluto. Hablará sobre sus experiencias de citas en Internet y te dirá a menudo que tiene citas. Incluso podría preguntarte cuál es tu enfoque y cómo son tus ex novios. Lo peor es cuando habla de sus ex novias y de lo que odia de ellas… en ese instante solo corre.

No tienes que hablar sobre cosas de las que no deseas hablar nunca, especialmente en una primera cita. Tienes todo el derecho de querer tener una charla divertida y alegre sobre sus vidas y sus trabajos y su familia y amigos y sus programas de TV y películas favoritas. Está bien no querer profundizar en los problemas de citas o lo que significa estar en una relación.

primera cita que va mal

Cuando te quedas sin temas de conversación en 10 minutos

Las primeras citas no siempre son como en las películas, y aunque eso no le gusta a nadie, es algo que debes aceptar. Tú y la persona sentada frente a ti estarán al menos un poco nerviosos. Los nervios le impiden ser 100% vosotros mismos por lo que no estaréis relajados… y hacer una conexión increíble. Esta bien. Mientras tú y tu cita se lleven bien y os sintáis atraídos una segunda cita no está completamente descartada. Recuerda que las segundas citas son para profundizar la conexión y hablar más.

Cuando te quedas sin temas de conversación en 10 minutos porque es obvio que tú y tu cita simplemente no se llevan bien y no están en la misma página, puedes pensar en irse. Sin embargo, hay un inconveniente: debes ser elegante y cortés al respecto. Claro, probablemente dirás una pequeña mentira piadosa.

La mejor manera de hacerlo es disculparte e ir al baño. Cuando regreses a la mesa, puedes decir que recibiste un correo electrónico de trabajo y que, desafortunadamente, tienes que irte a casa y tratarlo. O decir que no te sientes bien. Tu cita no te va a presionar en esto. Dirá que está bien que no pasa nada… y si se molesta, ¿qué más te da? No lo volverás a ver nunca más.

Si bien sería increíble si nunca tuvieras una cita temprano, la mayoría de las personas no tienen ese tipo de buena suerte. A veces las citas serán malas y eso es algo con lo que tienes que lidiar si buscas el amor activamente. Si surgen estas situaciones, definitivamente puedes abandonar la primera cita antes, incluso si solo han pasado diez minutos. Siempre escúchate y haz lo que quieras. Esa es la única forma de ser verdaderamente feliz … y terminar enamorándote.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.