Si estás embarazada reduce los productos químicos

Embarazo y estrías

Si estás embarazada es probable que ya te haya dicho tu médico muchas precauciones que debes tener para cuidar tu salud y también la de tu bebé que están en camino. Es cierto que no puedes evitarlo todo, pero tienes que estar informada sobre los peligros potenciales que tienes a tu alrededor, así podrás tomar las decisiones más acertadas en todo momento.

Todo cambia

Tan pronto como veas en la prueba de embarazo que es positiva, ¡todo cambia! Primero tendrás que ir a tu médico para que comience con los controles y te recete las vitaminas y el ácido fólico que necesites dependiendo de tu caso concreto. Una vez que comienzas con esto, ¡empezarás a cuestionarlo todo! Es normal, tu salud y la de tu bebé es lo primero ahora mismo.

Te harás preguntas del tipo: ¿Puedo comer queso blando y sushi, y qué pasa con el café y el vino? ¿Puedo teñirme el pelo, montar en una montaña rusa o practicar esquí acuático? ¿Es seguro el esmalte de uñas? ¿Qué pasa con el salami en esa pizza que me quiero comer? “¿Esto es seguro?” Se convierte en la pregunta que tendrás en mente durante 9 meses.

Debes tener mucho cuidado

Estar embarazada significa que deberás tener mucho tiempo de cuidado con lo que pones en tu cuerpo también. Debido a que el niño que crece dentro de ti es extremadamente vulnerable y más susceptible a las toxinas y otros peligros, debes analizar estas cosas con mucho cuidado.

Cuidados en el embarazo

Aunque el cuerpo humano es muy eficiente para mantener los peligros fuera de tu feto en desarrollo… pueden nacer bebés con defectos del nacimiento por no haber sido consciente de la carga química a la que se ha sido expuesta durante el embarazo.

Desafortunadamente, el tema de la exposición química en el embarazo no puede ser concluyente. Además de los riesgos conocidos actuales, lo que estamos tratando es esencialmente un área gris en la que la investigación no es concluyente (principalmente porque ninguna mujer embarazada se ofrecería voluntariamente para este tipo de pruebas). La mayoría de los defectos congénitos conocidos se deben a causas genéticas u otras que no se pueden prevenir, y no son necesariamente de la exposición de la madre a sustancias químicas tóxicas, pero las líneas aún están borrosas y hay muchas preguntas sin respuesta.

Los productos químicos vienen en muchas formas

Los productos químicos vienen en muchas formas diferentes y muchas de ellas pasan desapercibidas por casi todo el mundo… desde humos de pintura hasta pesticidas, colorantes sintéticos para alimentos y el plástico.

También hay una gran cantidad de ingredientes nocivos en los productos convencionales para el cuidado de la piel. Algunos de los ingredientes que deben tenerse en cuenta en las etiquetas y que deben evitarse son: fragancia, DMDM hidantoína, diazolidinilurea, imidzaolidinilurea y cuaternio-15 (liberadores de formaldehído), propil, isopropil, butil e isobutil parabenos (simula el estrógeno en el cuerpo), metilisotiazolinona, metilcloroisotiazolinona y bencisotiazolinona (conservantes).

Cuando una mujer embarazada o lactante usa productos que contienen alguna de estas sustancias, su bebé también está expuesto a ellas. Todos estos químicos desagradables atraviesan la placenta a través del cordón umbilical y entran en el torrente sanguíneo del bebé. Debes estar atenta a lo que te expones y en caso de duda, no uses un producto hasta que lo hables con tu médico.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.