Ser excelente padre y también pareja

No, no tienes que ser perfecta pero sí puedes ser excelente para otras personas, con tus virtudes y tus defectos. En ocasiones, la imperfección es lo que nos hace realmente perfectos a ojos de los demás, de aquellos quienes nos aman de forma incondicional cada día de sus vidas: los hijos y la pareja. Pues el padre de tus hijos también puede ser todo esto. Padre, compañero, amante, amigo… ¡este artículo va por ellos!

Ser un gran padre para tus hijos significa también ser un gran amante, mejor amigo, apoyo a la pareja y paciente con los niños. Es uno de los mayores desafíos de la vida, pero es posible conseguirlo.

La familia

Cuando creas una familia las reglas del juego en la pareja cambian. A tu bebé no le importa tu comodidad o felicidad, solo quiere que le satisfagas sus necesidades básicas, ya. Sin esperas. El tiempo con la pareja se quedará guardado bajo llave. Las demandas de tu pareja por los recursos emocionales y económico también aumentarán radicalmente, es necesario por y para la familia que estáis creando.

Los bebés son egoístas por naturaleza, pero con el paso de los años llega la adolescencia, que es más de lo mismo e incluso peor. Ser un buen padre y no permitir que la pasión se quede por el camino es desafiante, pero es posible. Así es cómo.

Mantén viva la llama de la pasión y del amor

Habla

Habla con tu pareja, mantén una buena comunicación puesto que es el aspecto más importante en cualquier relación. Cuando hay niños en una familia es complicado comunicarse y. Se tiene menos tiempo para ello. Por eso, hay que buscar momentos conscientes para hacerlo. Habla sobre cosas que os importan: la crianza, el dinero, las esperanzas, los sueños, los miedos, las expectativas, la decepción, las alegrías… habla de todo con tu pareja. Es importante hacerlo.

Quiérele

Es fácil olvidarse de demostrar a tu pareja el amor cuando están los hijos absorbiendo vuestro tiempo constantemente. Tendrás que convertirte en un experto del corazón, escucha y comprende todo lo que te diga. Descubre cómo tiene que ser amada, sintoniza con ella. No permitas que las exigencias de la vida y de la paternidad ahoguen a tu alma.

Quiérete

Para poder amar a otros, primero debes amarte a ti mismo. Sé consciente de tus propias necesidades y estado mental. La paternidad es un trabajo exigente. Eres un hombre muy, muy importante en las vidas de tus hijos y en la vida de tu pareja. Haz lo que necesites hacer para mantenerte saludable en mente, cuerpo y alma. Te necesitan y necesitan que seas feliz y estés sano.

Conecta

Se necesita tiempo de calidad para ser buen padre y buena pareja. Tus hijos te necesitan y debes estar presente y totalmente comprometido. Tu pareja necesita exactamente lo mismo de ti. Prioriza a tu familia por encima de todas las cosas. No hay nada más importante que regalarles tu tiempo a ellos.  El tiempo de calidad con ellos es la mayor inversión que puedes hacer. Apaga el móvil, las redes sociales, el televisor… disfruta de tu pareja y de tus hijos. Ellos son tu tesoro.


Categorías

Madres

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.