Señales de que estás consumiendo demasiado azúcar

cuchara y tenedor de azucar

Puede que en ocasiones tengamos épocas en las que consumimos determinados productos de forma continuada y sin darnos cuenta puede pasarnos factura. Los alimentos azucarados pueden ser dañinos y muy adictivos si no tenemos conciencia de ellos.

El azúcar puede ofrecernos energía, nos activa y nos sube el estado de ánimo, sin embargo, todo en exceso puede tener un efecto contrario. Puede hacer que nos sintamos lentos, fatigados, con cansancio y depresivos. 

Consumir mucho azúcar puede afectar de forma significativa nuestra salud, es un ingrediente muy común que se encuentra tanto de forma natural como artificial en multitud de productos. Nuestro cuerpo lo sintetiza y lo metaboliza de tal manera que en ocasiones puede causar trastornos.

chucherías de colores

El azúcar se retiene en la sangre y si no se utiliza para generar energía puede afectar a la actividad de las células y al peso corporal. El sabor dulce que posee es adictivo y muchas personas no consiguen deshacerse de él, tan sólo cuando es demasiado tarde.

A continuación os contamos cuáles son las señales que nuestro cuerpo nos envía para que sepamos que hemos consumido mucho azúcar y tenemos altas dosis.

No saciarte, tener hambre constante

Si tomamos mucho azúcar, esto puede hacer que la glucosa no penetre de forma óptima en las células provocando que la energía nunca llegue a ser suficiente. Esto confunde al organismo y hace que se envíen más señales para que se ingiera más combustible a través de la comida, haciendo que siempre tengamos hambre.

Si consumimos mucho azúcar, la sensación de hambre aparece una y otra vez.

Sentirse fatigado y cansado

Lo normal es sentirse cansado una vez que hemos realizado una actividad pesada que exija resistencia física, sin embargo, en ocasiones notamos un cansancio repentino que sin razón aparente nos invade. Esto sucede porque el cuerpo tiene dificultades para utilizar la glucosa.

Esta sustancia se acumula en la sangre e impide que otros nutrientes alimenten las células. Provoca un estado de fatiga que muchas veces impide cumplir tareas cotidianas.

Ganas de orinar constante

Esta acumulación también interfiere en la correcta actividad de nuestros riñones, impide que filtren de forma adecuada las toxinas y provoca un deseo constante de ir al baño. Al no existir un correcto equilibrio entre la glucosa que se encuentra en la sangre y las células, hace que tengamos la sensación de miccionar.

corteza de árbol

Boca seca

El azúcar deshidrata el organismo, por esta razón, más que quitarnos la sed un refresco azucarado al poco tiempo puede ser perjudicial. El poco nivel de agua en el cuerpo afecta directamente a la producción de saliva, causa sequedad tanto en la boca como en la lengua.

El hipotálamo envía señales al cerebro debido a ese estado de deshidratación.

Piel seca

De igual manera que la boca, la piel empieza a secarse debido a la alta acumulación de azúcar en la sangre. La deshidratación producida también afecta a nuestra piel, el azúcar debilita la circulación de la sangre evitando que ésta se oxigene y renueve sus células.

chica aburrida

Falta de concentración

El abuso de este alimento nos afecta al estudio, consumirlo en pequeñas dosis puede ser beneficioso, tomar un caramelo o una pequeña chocolatina durante nuestras etapas de estudio pueden brindarnos de energía, sin embargo, si lo tomamos en exceso hará que nuestra concentración sea pésima.

La glucosa no penetra de forma óptima en las células del cerebro, no la usa como fuente de energía y por ello, el cerebro se fatiga y no trabaja como lo haría normalmente. Podemos detectarlo siempre y cuando no nos veamos capaces de solucionar problemas o tomar decisiones importantes.

caracmelos forma de corazón

Visión borrosa

Si padeces de visión borrosa puede ser ocasionado por múltiples causas, una de ellas es el consumo habitual y en exceso de azúcar. Aconsejamos siempre acudir a un médico para que determine correctamente las causas y verifique si la visión borrosa se ha ocasionado por el consumo de azúcar.

Se produce por la deshidratación, la falta de agua también afecta directamente a los globos oculares, reduce la habilidad para enfocar los objetos. 

aparato para medir diabetes

Es importante estar saludable y saberlo es primordial. Desde aquí aconsejamos realizar análisis de sangre para salir de dudas, tenemos que ser conscientes y conocer qué ocurre en nuestro interior y no hay mejor manera que saber escuchar las señales que nos envía nuestro cuerpo y los datos clínicos. 

En este caso nos hemos enfocado en el exceso de azúcar que podemos encontrar en nuestra sangre, la glucosa debe estar medida para que no desarrollemos posibles enfermedades que a la larga pueden ser muy perjudiciales.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *