Señales de que has encontrado tu vocación, ¡al fin!

reducir el estrés en el trabajo

La vocación está relacionado con encontrar el propósito de la vida, es decir, para que sientas cuál es la razón por la que estás en este mundo. Es una forma de entender tu pasión, de seguir ese impulso interno que te hará vivir tu vida de una forma en particular. La vocación es sin duda una parte íntima de tu personalidad que debes descubrir para perseguir tus sueños y alcanzar tus metas.

No siempre es fácil. En ocasiones, el camino que la vida nos pone bajo los pies no parece estar bien ordenado como para poder seguir sin dificultades los sueños que sientes. Pero si te fijas bien y realmente quieres, podrás conseguir cualquier sueño que te propongas, siguiendo tu pasión y realizando tu vocación como una forma de vida. Tu conducta, tus decisiones, las influencias, la forma en que defines tus objetivos… Todo hará que se enfoque a una dirección y que tenga significado.

Si sigues tu vocación y te realizas en base a ella, entonces podrás encontrar la clave del éxito, sentirás felicidad y además, tendrás una gran satisfacción ante la vida. Aunque hagas otras cosas en la vida, si realmente tienes una vocación y un propósito que seguir, entonces volverás a ello, porque será lo que realmente te satisfaga.

Mujer feliz sin hijos

Pero, ¿cómo saber si realmente has encontrado ya esa llamada personal? ¿Cómo saber si lo que estás haciendo ahora es realmente esa vocación que te llena y te hace sentir bien cada mañana? Si no estás seguro/a de si estás cumpliendo bien tus objetivos, es hora de darse cuenta.

 

Señales de que has encontrado tu vocación

  • No es algo que se te quite de la cabeza, no puedes ignorarlo. Sabes que no desaparecerá de tu mente.
  • Al principio te dará miedo, te parecerá imposible, irracional o ridículo. Pero la realidad es que sabes que tienes que pasar ese miedo y tomar riesgos, porque merecerá la pena.
  • Siempre has sabido que querías dedicarte a ello. Te sientes de forma natural atraído/a por esa acción y quienes lo han conseguido antes que tú, te inspiran.
  • Te rodeas de personas que les gusta hacer lo mismo que a ti.
  • Tu vocación está totalmente integrado en tu vida.
  • Sabes que tienes un talento innato para realizar esa actividad en concreto. No puede ser copiado, es algo que sabes hacer bien.

tomar la decisión acertada

  • No sientes que estás trabajando ningún día de tu vida. Te encanta hacerlo, aunque estés cansado/a. Las personas de tu alrededor no entienden cómo puedes pasar haciendo esa actividad tantas horas.
  • Sientes emoción cuando hablas de lo que haces.
  • Eres una persona autodidacta en lo que te gusta.
  • Sientes tranquilidad, pasión y satisfacción cuando realizas esa actividad. Si no lo haces, es como si faltase una parte de ti.
  • El dinero, es un aliciente, pero no un motivador. Incluso, si no tuvieras que pagar facturas o vivir en nuestra sociedad tal y cómo está montada (se necesita el dinero para vivir), podrías desarrollar esa actividad incluso de forma gratuita. Sabes que haces bien a otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *